viernes, 11 de noviembre de 2016

NACISTE PARA LA PAZ

Tomás, seminarista y falangista.
No sobrevivió a sus decisiones.
Con todos los honores a la tierra.
Con todos los dolores a tus seres.
Huyendo de horrores hasta el frente.
Batalla del Ebro fue disculpa
¿Quien supo de horrores en tu muerte?
De la autenticidad de tus restos solo dudas.

Huyendo de torturas de carretera.
Nunca se sabrá quien te mató.
Tus mujeres ya se fueron,
quizá a donde estás tú.
No olvidaron tu suerte.
Por ti fue su amor,
el dolor y la duda.
Fuiste el gran ausente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.