lunes, 17 de septiembre de 2012

SOCIEDAD MALTRATADA

En mi carrera por la vida, si algo he aprendido a guardar en mi memoria preferida para no dejarla dormir, es la trayectoria de las vidas. Los porqués ¿Qué nos hace ser lo que somos? ¿Qué nos hace cometer tanta equivocación? En esa observación, veo como la gente, intentando no cometer errores, cometemos el peor. Un mal uso de nuestra memoria. En nuestro viaje por este mundo de lo desconocido, aprendemos a base de golpes lo que podríamos haber aprendido a base de entendimiento, leyendo en nuestra propia memoria. Este año 2012,la gran familia humana tiene medios y conocimientos para usar estos medios, y el dolor suficiente para parir un orden, un mundo nuevo. ¿Qué nos paraliza? ¿La memoria dormida? ¿La memoria despierta? Experiencias de malos tratos tenemos todos, (aunque no en la misma medida unos que otros). Entre padres, entre hermanos, entre hijos... Entre suegros, entre nueras, entre ex... Desde el palacio a la cabaña, el cerebro en la entrepierna por un lado, o quizá por todos los lados. Inhibiciones innecesarias, religiones para vender armas, para defender a los dioses ¡Pero si son dioses! Cada hombre necesita de su Dios. Que lo busca en lo más profundo de su ser, lo mismo que en el sol, en la luna, en las estrellas, en el aire, en una flor...Dios en todas partes. Lo que un sistema enseñó, puede servir, o no, pero lo que sentimos, si no es amor tampoco es Dios. Dios no maltrata, ni juzga, ni castiga...Pues pues dejaría de ser Dios Mala cosa es, buscarle disculpas a la indignidad propia o ajena o considerar a la ignorancia aliada de la felicidad.
Se ha producido un error en este gadget.