miércoles, 25 de marzo de 2009

PARAÍSOS


foto sacada de http://www.muchapasta.com/

Primavera seca, sin arroyos y sin fuentes
que de llorar la tierra, quedaron vacíos
como los ojos de los niños pobres y desnutridos.
No preguntéis por qué es y por qué ha sido,
que no salen respuestas a tanto desvarío.
Se secan las ideas buscando paraísos.
Paraísos fiscales,albergues de "chorizos".
Cementerios de sentimientos, palabras sin sentido
¿Qué dirán los dioses?
Nos dieron oasis y desiertos,
para unas vacaciones que nunca vivimos.
vacíos nos vamos, igual que venimos.
Inventamos guerras por campos valdíos.
Huérfanos hay, buscando destino.
Unos padres muertos, otros padres vivos.
En tanto desmadre, sin orden, sin juicio.
o hay peor miedo que el de a uno mismo
¿Qué dirán los dioses?
Nos dieron los versos que escribimos,
los mejores se quedan en el aire
escritos en el libro de la vida
en el plano invisible de los sueños.
Los recitan las flores en la noche
como la verdad en fábula
que es como mejor se explica.
Paraísos fiscales
¿qué dirán los dioses?
Nos dieron libertad y sabiduría
y la guardamos en un cofre
que olvidamos donde está.
Vuelve el niño a decirnos lo que somos
y no le queremos escuchar.
Un solo pensamiento al día,
pensamiento nada más,
dirigido a los niños que sufren,
quizá el aire se lo sepa llevar
¿qué dirán los dioses?
Miente la literatura para cantar verdad.
Los mejores versos no se escriben,
que el aire distribuya por la paz,
aquellos que se pierden en momentos,
ráfagas de luz en la humildad.
A los dioses oraciones de amor.
Luz para los poderse que no saben
o no quieren la luz de los demás
¿Qué dirán los dioses?

miércoles, 18 de marzo de 2009

EN MEDIO DE VUESTRAS OCUPACIONES

Hoy a golpe de uña en el "Manual de Sanación Espiritual" de Th. De Witt Schobert.



Este manual que lleva conmigo unos quince años, ha sido con otros libros de gran ayuda en mi vida durante este tiempo.

En su página 79, este título:



RELAJAR EL ESPÍRITU

Si en medio de vuestras ocupaciones, experimentáis ansiedad o tensión con respecto a alguna cuestión en particular, alejad inmediatamente estos pensamientos de vuestro espíritu y dirigid vuestra atención hacia vuestro interior, sobre un punto situado por detrás del corazón, y afirmad con tranquilidad y firmeza:

"El Espíritu- Cristo realiza su obra perfecta, tanto en mí como por mí."

Tras unos instantes de relajación, afirmad la Verdad. Entonces, podréis continuar vuestro trabajo en perfecta paz, pues os sentiréis totalmente renovados. Este tratamiento también resultará muy útil para curar otras muchas enfermedades, aparte de las producidas por los nervios.



Hasta aquí las recomendaciones del libro.



COMENTARIO

La fuerza de lo intangible, lo invisible, es la que se puede sentir cada día un poquito más, y es la gracia de los pocos, que lentamente van haciendo muchos pocos, la alegría de los pobres que ningún rico alcanzará.

jueves, 12 de marzo de 2009

mis queridos seguidores

Como tengo escasos conocimientos de infomática, pierdo el poco tiempo que tengo y no puedo responder de forma individual como me gustaría a tantas cosas bonitas y leer despacio todo.

¡muchas gracias a todos y prometo ponerme al día!

miércoles, 11 de marzo de 2009

DOS GENERALES Y UN CORONEL

Foto obtenida de http://www.fernandomayoral.com


El General Wellington.- El que liberó Ciudad Rodrigo y comarca de la invasión del ejercito francés.

El General Napier.- El que invadió con sus tropas.

El Coronel Gurwood.- El que después de cuatro años batallando por tierras españolas con el General y Duque de Wellintogn, fue herido en la cabeza, aquel victorioso día, para los ingleses, sobre las tropas francesas en Ciudad Rodrigo (Salamanca). Ese mismo día, el Coronel herido, salvó la vida a Boufih, comandante de las tropas francesas. También lucharía después en Waterloo, donde resultaría gravemente herido.

En tiempos de paz fue gobernador de la Torre de Londres y secretario personal del Duque, para quien redactó los famosos "partes" desde 1837 hasta el fin de su vida, el día de Navidad de 1845, cuando todos sus intentos por demostrar su verdad fueron inútiles, se suicidó abandonado por los generales.

El general francés Napier, cuando se enteró de la forma en que Gurwood había encontrado al soldado, hizo cuanto estuvo a su alcance para desprestigiar al secretario de Wellinton.

Se cuenta que a través de algún vidente dijo entre otras cosas: "FUE LA PLUMA Y NO LA ESPADA, LA QUE ACABÓ CONMIGO. "

Esta información, la he sacado de la revista MÁS ALLÁ de la ciencia, nº 181, de Marzo del 2004

miércoles, 4 de marzo de 2009

¿DONDE HAY UN LUGAR?

Foto obtenida de http://www.webmujeractual.com

El mundo se está quedando sin lugares para el sosiego. El hormigón, rompe los bosques de manera despiadada. Más autopistas, más coches, más incendios... La inseguridad en cualquier caso nos alcanza a todos. A los que tenemos los privilegios que nos dan menos gustos que disgustos, cuando damos demasiada importancia a las cosas que no deberían tenerla. Y a los desheredados de la Tierra, la otra realidad que busca ¿la que cree que es ésta? En principio, con mucho menos se conforman, después ... después, se perderán persiguiendo lo mismo.


Ni siquiera la crisis nos hace reaccionar. Tenemos tal bloqueo con nuestros problemas , que a veces nos buscamos otros nuevos, intentando olvidar los ya existentes.


Los miedos por distintos que sean, miedos son, y son fuentes de enfermedades que atacan las capas de nuestro ser. Solo un espíritu libre, amparado por la fuerza del amor, puede superar este cansancio. Eso que llamamos estrés.


Intentar para conseguir, por la verdad la libertad es un trabajo de todos.
Se ha producido un error en este gadget.