miércoles, 11 de marzo de 2009

DOS GENERALES Y UN CORONEL

Foto obtenida de http://www.fernandomayoral.com


El General Wellington.- El que liberó Ciudad Rodrigo y comarca de la invasión del ejercito francés.

El General Napier.- El que invadió con sus tropas.

El Coronel Gurwood.- El que después de cuatro años batallando por tierras españolas con el General y Duque de Wellintogn, fue herido en la cabeza, aquel victorioso día, para los ingleses, sobre las tropas francesas en Ciudad Rodrigo (Salamanca). Ese mismo día, el Coronel herido, salvó la vida a Boufih, comandante de las tropas francesas. También lucharía después en Waterloo, donde resultaría gravemente herido.

En tiempos de paz fue gobernador de la Torre de Londres y secretario personal del Duque, para quien redactó los famosos "partes" desde 1837 hasta el fin de su vida, el día de Navidad de 1845, cuando todos sus intentos por demostrar su verdad fueron inútiles, se suicidó abandonado por los generales.

El general francés Napier, cuando se enteró de la forma en que Gurwood había encontrado al soldado, hizo cuanto estuvo a su alcance para desprestigiar al secretario de Wellinton.

Se cuenta que a través de algún vidente dijo entre otras cosas: "FUE LA PLUMA Y NO LA ESPADA, LA QUE ACABÓ CONMIGO. "

Esta información, la he sacado de la revista MÁS ALLÁ de la ciencia, nº 181, de Marzo del 2004

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.