viernes, 15 de junio de 2018

DEL HUERTO A LA MESA

Larga y fría primavera.
Que remolonas flores al fin,
traes verduras frescas.
Que juntas van a morir,
sin nadie que las consuma.
Sin etiqueta ni precio
se olvida de su existir
el que vive consumiendo.

El campo sin reconvertir.
Los pueblos se quedan sin gente.
El turismo cada vez da menos.
La rica España necesita reconversión.
Necesita Sanidad Pública.
Y sobretodo buena educación.
Urge repoblar los pueblos
y regenerar la tierra.

Trasformación es la urgencia,
en España y en el mundo.
Para acabar con el hambre,
sí que nos sobran recursos.
Los de los grandes banquetes,
sin empatizar la miseria
de los pobres niños hambrientos,
que no les tienen en cuenta.

El rojo de la amapola,
y el amarillo de la caléndula,
en el campo se dibuja
el color de una bandera.
Y al marchitarse las flores
que mueren con la primavera,
solitarias en el campo
solas hacen sementera.

Y las hierbas que se comen,
no son la mitad de buenas.
Pero por ser traficadas,
bien pagadas van a la mesa.
Las que venden envasadas.
Así somos los humanos,
que aquello  que menos vale,
es lo que cuesta más caro

sábado, 9 de junio de 2018

DESDE EL SOL

El amor por encima de todo.
La mayor riqueza, ser feliz.
El azul del cielo se complace,
contemplando el arte de vivir.

Mucha paz en el corazón.
El espíritu se ensancha.
Y cada cual en su forma,
felicidad para quien ama.

Desde el sol estamos todos.
Con todos los que se han ido.
En cualquier forma y manera.
En la esencia todos unidos.

Lo que tiempo y espacio separa,
carece de real efecto.
Allí donde hay amor,
está la bendición del cielo.

Donde está el amor presente,
Habrá siempre entendimiento.
Y si no se siente ausencia,
es que hay acercamiento.

sábado, 2 de junio de 2018

CRISTIANDAD

Comenzó en el año cero.
La historia sin concluir.
Y sin conocer los hechos.
Por amor vino a morir.

De tanto manipular,
siendo la verdad burlada.
Estamos como al principio,
con verdades inventadas.

Por amor a la verdad,
sigue muriendo en la cruz.
Por la misma hipocresía,
fanatismo sin salud.

Quiere el pueblo claridad.
Y le cuentan historietas.
Como si fueran verdad.
De auto engaño se alimenta.

Y creyendo que no cree,
va tragando lo que cuentan.
Y lo que le dan pensado,
pesa más de lo que él piensa.

Los crucifijos del miedo,
son igual que las banderas.
No son para la unidad.
Solo producen violencia.

La esencia que está en los cielos.
La pregunta sin respuesta.
El día y la noche son,
vida, muerte y existencia.

lunes, 21 de mayo de 2018

A LOS NIÑOS DEL FUTURO

Mientras los dioses esperan, la humanidad debe actuar.
Ni rojos ni blancos. Solo los pueblos unidos se pueden gobernar. Dejando las urnas vacías.
Cada cual en su pueblo, un día llegará. Y mientras llega y no hay pan ni paz para tantos niños que mueren sin amor de los que les pueden salvar.
No dejarse engañar por los que están arriba manejando septas, que manejan la vida de los pobres.
Los niños del futuro lo han de demostrar, serán los que sus madres se ocupen de su ser, desde su existencia y antes de nacer, y sus primeros pasos, y unos años después. en una vida alegre el niño ha de crecer, creyendo en el amor, que es el mayor poder al que ha de aspirar por el bien hacer. que al fin la humanidad llegará a poseer el equilibrio, la confianza, el mayor placer de sentir a su Dios dentro de él.
Mientras los dioses esperan, el hombre ha de luchar por  el bien. Humildad y sabiduría, no hay nada que pueda vencer.

miércoles, 16 de mayo de 2018

ANTICAPITALISTA

Por fin, cuando no haya ya reyes, no habrá guerras. Esto lo dice Victo Hugo a través de un personaje de los Miserables. Este personaje está librando una batalla, de la que cree que no va a salir vivo nadie.
Dos siglos después, ni han desaparecido los reyes, ni las guerras.
Jesús, el Nazareno no pudo fundar ninguna iglesia. Iba en contra de sus principios.
Lo mataron por anticapitalista. O sea, rojo como su sangre.
Hasta que no esté resuelto este tema, no estaremos en la realidad que Victor Hugo, Concepción Arenal y otros, han visualizado. De Victor Hugo, en unas páginas más atrás de este mismo libro, y en el personaje que detrás de la barricada piensa que va morir, expresa lo siguiente: vamos a la unión de los pueblos; vamos a la unidad del hombre. Basta de ficciones; basta de parásitos. Lo real gobernado por lo cierto, tal es el fin. La civilización celebrará sus audiencias en medio de Europa, y más tarde en el centro de los continentes, en un gran parlamento de inteligencia.
Y pienso yo, que si tenemos miedo a la inteligencia en la política, retrasaremos esta realidad que es lo que las mafias quieren destruir, porque no creen en la bondad, solo en la astucia y en la guerra.
En España tenemos  un Coletas, al que no se le teme por sus exageraciones, ni por sus moderaciones, ni por sus defraudaciones. Se le teme por su inteligencia, superable. Y eso sí que es un peligro. Quien desprecia la inteligencia, desprecia la bondad.
Por eso existe el machismo que tanto daño ha hecho a la humanidad.  

jueves, 10 de mayo de 2018

REGENÉRALOS SEÑOR

De la mala educación, manadas.
Perdónales Señor,
porque no saben lo que hacen.
Dijo muriendo el amor.
Cara escuela en democracia.
El maquillaje no cambió.
Solo tapó las arrugas,
que la dictadura dejó.

Los dineros mal gastados
en orgías y bacanales.
El machismo disfrazado.
Ni mujeres ni hombres
de sus garras se han librado.
Y en su caldo de cultivo,
la lívido maltratando.
Y sin ningún beneficio.

Pobres ricos que disfrazan,
con falsedad sus sentidos.
Creyéndose lo que son,
pierden el tiempo engreídos.
Olvidando lo que fueron,
y el sentido de nacer.
Que por algo habrán venido.
Y su destino es volver.

Volverán con sus hechos,
como todos los nacidos.
Y con sus manos vacías,
el alma busca su sitio.
El que ha dado sus talentos,
lleva la paz en su espíritu.
Que al otro lado el amor,
la verdad es su destino.

¿Qué puede perder un pobre,
siendo feliz con tan poco?
Para ser feliz un rico,
tendrá que perderlo todo.
Y así aprender a vivir,
como el pobre sabe siempre,
que todo está en la esperanza,
que la verdad siente.

HUELE A GUERRA

Que aumentan las violaciones,
huele a guerra.
Que se rebajan las pensiones,
huele a guerra.
Que se aumenta el presupuesto en armamento,
huele a guerra.
Que se canta: soy el novio de la muerte,
huele a guerra.
Que aumenta el machismo,
huele a guerra.
Que aumenta el contrabando,
huele a guerra.
Que Salamanca está de moda,
huele a guerra.

Que se canta el cara al sol,
el sol se va.
Que se pone impuesto al sol,
el sol se va.
Que a España no le importa la corrupción, y los juzgados se atascan, algo huele a podrido.
Que la educación va de mal en peor,
los niños y el futuro no importan,
los viejos estorban.
Con este panorama, solo una opción
No abandonar la calle.
Los que hacen la guerra no mueren en ella.
Hacen negocio con la muerte de los demás.

ESOS MEDIOS QUE PAGAMOS

La incultura en la informaáica.
La indiferencia del estado,
por el bien estar del pueblo,
que es el que está pagando.

Y los buitres invadiendo.
Desamparo en el trabajo.
Los viejos a la miseria.
Y los niños mal tratados.

Esta es la España de hoy.
Una septa camuflada.
Que a Dios pone por testigo,
mientras el diablo manda.

Que quiere volver atrás,
y que se empuñen las armas.
Las armas de sus negocios.
Son el hambre y la ignorancia.

Toda la sabiduría,
está metida en pantallas.
Que manejan a su antojo,
en las mentes programadas.

Son los sueldos miserables,
los que más impuestos pagan.
Y los que no tienen sueldo,
pagan más de lo que ganan.

Porque así se lo aprendieron,
los que mandan por la rabia.
Que se cambie de canal,
si hay censura en la pantalla.

Estos medios que pagamos,
el diablo los maneja.
Disfrazado de cristiano,
el anticristo a la puerta.

Obligando al celibato,
sin libertad de elección.
Y se obliga a quien no quiere,
sin llamarla violación.

Y por medio las mujeres,
siendo madres maltratadas.
Capitalismo y machismo,
también a hombres maltrata.

martes, 8 de mayo de 2018

LUCERO

Lucero se fue con la noche.
Como todos los luceros.
En la terraza que fue acogido,
murió en el suelo.

En el felpudo me dejó su cuerpo,
liviano por los sufrimientos.
Que en la lucha por la vida,
la vida dejó en los esfuerzos.

Gato bravo de la calle.
Desconfiado, y en sus hambres esquivo.
Arrastrando su dolor por los tejados.
La fuerza del ser agradecido.

El pensamiento voló una vez más,
al encontrar su cuerpo rígido.
El pensamiento voló una vez más,
al encontrar su cuerpo rígido.

Ese ser sediento en su astío.
Superando alturas llegó.
Borrando espacio y tiempo.
Las guerras del dolor.

Ningún ser humano,
haría tal esfuerzo,
por ir al refugio
estando muriendo.

En la jaula de Luna,
su casita de invierno.
Y cuando ya es primavera,
le hago el entierro.