sábado, 30 de agosto de 2014

A PUNTO DE ESTALLAR

Lo más barato es el hambre
que compran los malhechores.
Hambrientos desesperados serán
el terror de los señores.

Al fin la pagamos todos,
más cara que el azafrán.
Y sobre todo los niños
que en el terror crecerán.

Urge erradicar el hambre.
El hambre de aquí y de allá.
Y poner fin a esta guerra
que solo es hambre y crueldad.

Acuerdos y concertinas son,
bombas de relojería
que a punto están de estallar
los planes de la injusticia.

Fuera de plan y de ley
¿Quien ignora tu poder?
puedes más que su crueldad.
Veneno de su comer.

Los mercaderes del hambre,
para anular voluntad,
van ofreciendo comida
y faltan a la verdad.

Que la verdad de esta tierra,
escrita en el aire va,
Hasta el Sol que nos alumbra
y que nadie va a engañar.

martes, 26 de agosto de 2014

SEMANA LLENA, AÑO VACÍO

Se acaba el martirio y llega la penuria.
Y más de dos mil años  después , invadidos por la borrachera ¡Al pueblo dale pan y circo, y harás con él lo que quieras!
Pronto llegará la soledad de las calles vacías, el frío y la humedad en el invierno. Corto otoño y larga primavera.
De entre el martirio de olor a borrachera y a orín, la penuria de las calles vacías y las casas cerradas, yo elijo la soledad de mi embajada, mi huerto y poco más.
Pueblo rico y de grandes recursos, por su tierra fértil, donde crecen grandes cantidades de plantas silvestres, que por desconocimiento preferimos comprar, ante la duda de si son o no son. Porque no hay una etiqueta que las identifique. Aunque vengan de la otra punta de España mejor ir a lo identificado.
Faltan técnicos y brazos, en esta tierra cada vez más asilvestrada, donde mueren más que nacen. Se va Agosto, se va el ruido y todo el año en conflicto.

martes, 12 de agosto de 2014

A GOLPE DE UÑA EL CABELLO

En el Manual de Sanación Espiritual de Witt Schobert, la calvicie es debida a una falta de vitalidad en el cuero cabelludo. La vitalidad fluye allí donde fijamos nuestra atención.Su centro se halla situado encima del cerebro, y las personas que cultivan ideas elevadas, pocas veces son calvas.
 
Las mujeres además de su anatomía (y esto no lo dice el autor) lo de una anatomía diferente encima de su cerebro, pues tenemos un poquito más de espesor, lo que nos da cierta ventaja para conservar el cabello.

Según el autor de este libro, los pensamientos de las mujeres, suelen ser mucho más religiosos que los de los hombres y por ello, al mantener viva la parte superior del cerebro, pocas veces nos quedamos calvas.
Dice el autor que si deseáis dar nueva vida a vuestra cabellera, fijad vuestro espíritu sobre ideas espirituales y concentrad vuestra atención en la parte superior de la cabeza. Afirmad cada día la vida espiritual y la vitalidad de vuestros cabellos. Decidles que representan la fuerza exterior y que la la vitalidad, presente en todas las cosas, no les falta.
Conocemos más de un caso en el que la conservación de la sustancia vital en el organismo, apoyada por el pensamiento espiritual, ha provocado un nuevo nacimiento del cabello en cabezas totalmente calvas.
Si trabajáis para renovar la cantidad o el color de vuestros cabellos, debéis mostraros precisos en vuestras palabras y en vuestros deseos.
Esto dice en las páginas 54 y 55. Y yo digo que por probar no cuesta nada y es muy sano pensar en la vida abundante de nuestro espíritu, de donde sacamos la fuerza para todo.

viernes, 8 de agosto de 2014

PLAGA

SIEMPRE LA PLAGA DE LANGOSTAS.

Cómo corren los privatizadores para apropiarse de todo.
Este tipo de terrorismo parece que no importa ¡Como va disfrazado!
Correos, las empresas cobradoras de recibos y los bancos, así como las eléctricas, con sus nuevas formas para que entendamos mejor las facturas, que vienen tan claras que cada vez entendemos menos y pagamos más. Y es que con tanta luz, nos ciegan y no vemos más que el total a pagar y la fecha límite de pago, que a veces se ha pasado cuando llega la factura, por lo que pensamos que todos son la misma plaga, y no digo casta porque ya se ha pasado de moda.
Todas estas empresas, forman una red, que se comen la sanidad, la educación y en definitiva, la justicia y la vida.
Cuando era pequeña nos machacaban las neuronas para que pidiéramos  a los padres  los céntimos que no tenían, porque su trabajo todo era para pagar los vicios de las plagas, y poder susistir con nuestro trabajo de niños.
El domun era para bautizar chinitos. Debía haber ya entonces chinitos por todas partes y en pecado original. No sé si eran panchitos o africanitos pero  eran negritos en las fotos.
Yo decía que por qué no los bautizaban gratis, pero allá iba con la lección aprendida, que chocaba con la experiencia del tiempo perdido en una guerra sin sentido que duró tres años y un día que aún no ha terminado.
Habría que preguntar ahora a los chinitos si sus abuelos fueron bautizados.

jueves, 7 de agosto de 2014

¡QUE DIOS NO ESTÁ ENGAÑANDO!

Primero inventaron el sida.
Ahora surge el ébola.
Derriban aviones por casualidad.
La guerra la trajo el hombre al nacer.
Y la humanidad tan vieja sin soluciones.
El hombre quiere parecerse a Dios.
¡Pero si Dios ni necesita zapatos!
Dios es la verdad que necesitamos,
y no descalzar al hermano.
El soplo divino nos alienta
y refuerza las defensas que tengamos,
y no los negocios de tiranos,
ni mentiras ni contrabando.
mientras haya un solo hambriento
Dios estará más lejano.
Teniéndolo tan fácil
¿Por qué no lo arreglamos?

miércoles, 6 de agosto de 2014

SANGRE INOCENTE

Nuestros campos en baldío.
Los campos de Salamanca,
y comemos de Israel
Pus-plas pipas rancias.

Cuanto me escuece mi eurito,
la parte que va a Isrrael.
Que perdone el pueblo llano
que sufre la guerra en él.

Ochocientos cuarenta y uno,
comienzo que no miré,
que hasta el código de barras
Haya que mirar también.

Para comprar armamento,
no trabajes Isrrael.
Que están matando a inocentes
los que tienen el poder.

Y en este trasiego tonto,
que nos deja sin comer.
Los que maneja cotarro,
matan y no importa a quien.

Para ver niños sangrando
yo no me puedo comer,
lo que se cría en territorios
que está ocupando Isrrael.

HACIENDO CAMINO

Hay en mi huerto lagartos,
liebres, algún tejo y otros.
Pasan cuervos y milanos
y la línea de teléfonos.

Más de un cuarto de siglo trabajando
para limpiar su maleza,
por unas pocas de moras,
y poder contemplar su belleza.


 Manteniendo caza y pájaros
y algunos reptiles que quedan,
que sobran cazadores
y faltan brazos que trabajen la tierra.

Por tanto trabajo,
cansancio y espera.
A los brazos cansados
ya poco les queda.

La tierra en baldío,
que nadie la siembra,
silencio y hastío.
Se acaban las fuerzas.

El canto de las aves
que parlan entre ellas
¿Qué dirán en sus charlas
cuando se acuestan?

Unos que dicen,
otros le contestan.
Oímos ignorantes
lo que parlamentan.

Haciendo el camino
al oír como parlamentan.
Seguro que se dicen
donde se alimentan.


Se ha producido un error en este gadget.