viernes, 18 de junio de 2010

NADA ES LO QUE PARECE

Un detective, un psiquiatra
y un jefe que les obligue
a que hagan su trabajo,
para salir de la crisis
de los pueblos y los barrios.
Dinero es, solo papel
aunque nos tenga atrapados,
porque hay crisis peores
que se tapan con dinero
falseando la justicia
que al inocente hace preso.
Y en los malvados creen todos,
contagiados por sus besos.
Cuando se quieren dar cuenta
también son malvados ellos.

Volvemos a dos Españas,
donde solo es blanco y negro.
Divididos en grupitos,
van tiñendo y destiñendo.
Las carencias del pasado,
añoranzas de perversos.
Si añoramos los errores,
en el error viviremos.
En manos de bancos somos,
sabedores de manejos.
Vivimos en dependencia,
sabiendo que eso no es bueno.
No queremos darnos cuenta,
quizá, porque no podemos,
de que malvados seremos.

Nada es lo que parece,
presos de un mundo de miedos.
La felicidad del pobre,
sabiendo que pobre ha sido
aquel que viene a enfrentarse
a la osadía de los ricos.
Que nos dan gato por liebre,
como ya lo dice el dicho,
que no hay peor ciego
que el ciego, que ni ve,
ni nunca ha visto.
que estando la tierra en rielva
como está donde vivimos,
la crisis que padecemos es,
miedo, ignorancia y vicio.

Un mini huerto en el campo,
que del paro no salimos.
Y los bancos te hacen ver
que en el engaño vivimos.
Hasta el cincuenta por ciento,
menos de un mes de retraso.
Por no pagar cuando han dicho,
mientras la tierra se quema,
nosotros en el suplicio
de creer que son felices,
los que se pasan de listos.
Y queremos imitarlos,
cayendo en sus propios vicios,
que imitamos atontados.
La desgracia de los ricos.

AL HOMBRE QUE SUPO DECIR ¡¡NO!!

En el año 1965, en el pueblo portugués de Aldeia da Ponte, en el distrito de Guarda, yo oía en una emisora de radio a un joven periodista que me entusiasmaba por su autenticidad.
Me había criado en una dictadura, con otra dictadura al lado, sin distinguir muy bien, la diferencia que hay entre una forma y otra.
Yo que creía que la libertad era algo obvio, incuestionable, en una sociedad civilizada, no era consciente de lo que había vivido y viviría después.
José Saramago, era la voz de la conciencia que yo sentía como el Maestro perfecto. El que siempre decía lo que no podían, o no sabían decir los demás.
Hoy el universal JOSÉ SARAMAGO se ha subido al tren del Sol de medio día. 18 de Junio de 2010.
¡Obrigado mestre!

miércoles, 9 de junio de 2010

AMOR SENTIDO

¡Ai amor que lloras ausencia!
El sexo siempre va delante.
Solo algunas veces los últimos
están los primeros en valores,
que el mal uso y abuso,
siempre ha sido mortal
para el más grande sentimiento,
que agoniza en el terror
de mercados que esclavizan.
La cordura en ausencias se ha perdido.
La mente no soporta tanto agravio.
Amor y sexo si es fingido,
las dos enfermedades, desatino.
Malos tratos como en guerras
a los niños desvalidos.
Derechos humanos que se pierden
en libertades fingidas.
Placeres y deseos desmedidos,
lujos y caprichos por ser ricos.
Lejos de bajas pasiones,
se aleja el espíritu
que solo se abastece de su esencia.
Amor que no puede ser fingido
y nunca sufre ausencia.
Amor de niño, amor sentido.

miércoles, 2 de junio de 2010

¿QUIÉN SOY YO?

Un lobo..., dos loobos..., tres looobos...
con pieles de ovejas que comieron.
Confunden y manejan a las almas,
a aquellas que adoran sus modales.

Caminan por pedrenales de ignorancia.
Odiándose entre ellas por su suerte.
Los manejos de los que hay bajo la piel
contaminan como al hígado aguardiente.

Con odio no se curan las heridas.
Que el odio envenena y crea ampollas.
Bajas pasiones de ovejas por el lobo,
que cobarde no manifiesta lo qué es.

Colmenero de sudores en la siega,
¿quién te conoce en nuestros días?
Llorarás por aquellos que se fueron
creciéndole la vida en tu alegría.

Aquellos que cantaban en la siega
para olvidar los calores en su espalda.
Sabiendo que eran ignorantes
soñaron para sus hijos otras causas.

Cantaron, rieron y lloraron
amaron y odiaron con pasión,
pero fueron consecuentes con su tiempo
y en ignorancia ninguno confió.

Se guardaron de cópulas malvadas,
aunque el torno más de cuatro recibió
y andarán perdidos por ahí
preguntándose: ¿Quién soy yo?

martes, 1 de junio de 2010

T. L. P.

¡Quiéreme cuando menos lo merezco que es cuando más lo necesito!
El trastorno límite de la personalidad, tan abundante en nuestro tiempo, como incomprendido.Lo sé por experiencia propia.
A los cinco años, cuando comencé tan contenta como asustada, la escuela de verdad, después del parbulario,que me daba un asco espantoso, sentí con desilusión que no podría aprender a leer, con aquella maestra que daba reglazos a quien se equivocaba ¡Como para no equivocarse!
La noche pasada al irme a la cama puse R.N.E., tenía mucho sueño y estaba cansada, pero en el programa "Afectos en la noche", me enganchó una entrevista a un psiquiatra, y después unas madres que han hecho una asociación. Yo intenté hace muchos años hacer una, pero un psicólogo y los servicios sociales me lo desacosejaron y no tuve fuerzas para seguir. Nunca me gustó el mundo en el que he vivido. Tengo sesenta y dos años y he librado batallas increíbles. Me enseñó mi padre a leer las primeras letras, y aquí sigo siendo diferente. Un día decidí que no me importaba serlo, y que no haría nada por ser como otros ¡Qué sean ellos como yo si quieren! Respeto cualquier forma ¡que respeten la mía!que no será mejor, pero tampoco es peor.
No oí la dirección de la asociación en Barcelona, pero quiero agradecer a esas madres lo que están haciendo por nuestros hijos
¡Gracias!
Podría decir muchas cosas más, otra vez será.
Se ha producido un error en este gadget.