jueves, 30 de junio de 2016

EN EL ERROR

Cuando el inteligente entra en la corrupción, si no es capaz de salir, lleva una pena en el alma que le hace sentir tan mal que cambia de carácter en el intento de disimular y encubrir.
Si el simple entra en la corrupción, se cree inteligente por ser portador de secretos para no ser descubierto de las mentiras que le hacen ser espía, viviendo en una película fantástica, que al fin le hace creerse más inteligente, pero terminará enfrentándose a la realidad de su ser.
Uno y otro vive en el error de la mentira que cierra el camino a la felicidad.
En la corrupción surge el odio, se envenena la sangre, y el entorno se contagia por empatía cuando no se tiene la suficiente entereza y fuerza de voluntad para enfrentarse al estercolero del del que se nutre su éxito.
Para que un producto tenga éxito, poco importa su calidad. Para eso está la publicidad que aburre, atonta y engancha hasta hacernos creer la necesidad que antes no habíamos sentido. Lo más claro es lo que menos vemos.
El maltratado es el último en enterarse que lo es. El maltratador se vende como víctima, y hasta puede que lo sea. Tiene un problema que no sabe solucionar. Busca una solución imposible, convencer de que el problema es del otro. Alimenta esa obsesión como si fuera un arte, en el intento constante de que los demás colaboren en su macabra obsesión.
Lo triste es que a nivel colectivo, vivimos un maltrato parecido.
Lo vemos con la política, las septas, la medicina, que todo gira en torno al negocio de sus dirigentes, que consiguen hacernos dependientes de ese negocio.
Nos hacen sentir que las campañas políticas son más importantes que hacer el trabajo por el que le pagamos, que es hacer política. Lo mismo ocurre con los líderes de septas, que sus dioses siempre piden sacrificios a cambio de pecados. Por eso necesitan dinero para pagar como si su dios tubiera un banco.
La medicina nació para la salud, pero se metió el negocio por el medio, y éste necesita enfermedades para que lo sostenga.
Alguien dijo: para ser feliz  solo hace falta tener comida y bebida. Alguien dice: para ser feliz hay que tener paz en el corazón y tranquilo el espíritu. Y yo digo, si todos tuviéramos momida y bebida, paz en el corazón y tranquilo el espíritu, podríamos ser felices sin publicidad para vendernos y tener éxito.
Al creernos importantes, nos hacemos torpes, y al creer que engañamos a los demás, el engaño nos viene de revote.

lunes, 20 de junio de 2016

EL SILENCIO DE ESTOS PUEBLOS

Tomillo, lavanda y romero...infinidad de plantas nacen, crecen, se reproducen y mueren para goce de los pájaros, que le cantan a la vida en campos abandonados, esperando a los expertos que regresen hechos sabios, con lecciones aprendidas, que olvidaron sus ancestros, que tuvieron que emigrar para buscar sus derechos en tierras de más justicia, mejor cultura y trabajo.
Hoy se vuelve lentamente por temor a lo de antaño, y se van cerrando puertas, y los servicios menguando, que las puertas giratorias no dan tregua ni en el campo.

viernes, 17 de junio de 2016

ÁNGELES

Esas energías que penetran sin explicación en nuestras vidas. Ellos siempre están, desde el momento en que decidimos venir a este mundo.
¿Decidimos? ¿Quien decide que la vida entre en un óvulo, fecundar, cuando hay tantos a su alrededor? ¿La vida? ¿Qué es la vida? ¿Energía? Todo es energía, pero no todas las energías son iguales, o no todas están igual.
¿Qué fue lo de los ángeles revelados contra Dios, convertidos en demonios, con inteligencia de ángeles pasaron a ser opuestos?
Nunca he visto ángeles, pero he percibido esa energía con mayor o menor intensidad, y siempre intento propiciar su cercanía.
A ellos les gusta la paz, la alegría, la armonía..., cosa que no es fácil en el egoísta  ser humano que se pierde por el camino de tener y no en el de ser.
Ángel de la guarda que pasa toda nuestra vida con nosotros, tanto si la vida ha sido más o menos llevadera o si ha sido alterada por acontecimientos traumáticos.
La salud se encuentra en esa energía y ahí podemos conseguir en el... pedid y se os dará. No cuesta pedir, no cuesta esperar, no cuesta aceptar, cuando se aprende a conectar.
La energía de los ángeles, felicidad auténtica. A los opuestos no hay que darles el poder que por sí solos se desvanece sin nuestro consentimiento.

lunes, 13 de junio de 2016

PÁGINAS 123-124

Página 123 El  fango 124
Dice el autor: Por experiencia sé, que cuando te enfrentas a una organización criminal o a personas que tienen protección corporativa u oficial, tienes que actuar de forma inmediata y proactiva con el fin de evitar que los imputados y sus respectivas estructuras se prevengan y obstaculicen la acción procesal. Esto fue lo que aconteció una vez que el caso pasó a la Sala  Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, por los aforados autonómicos. Afortunadamente, las diligencias acordadas fueron ratificadas, o bien en el TSJM o posteriormente, cuando el caso volvió al Juzgado Central número 5.
Cuando trascendió la posible implicación del senador Luis Bárcenas, este me denunció por revelación de secretos, ya que para evitar un daño irreparable, y ante una filtración  del diputado Esteban González Pons y del mismo Luis Bárcenas, tesorero del PP, alcé el secreto parcial de la causa para expedir una nota informativa en la que expresaba que no había indicio alguno contra González Pons y que por ende, no estaba ni iba a ser imputado.
Como el señor Bácenas no salía mencionado en esa nota, éste consideró que había indicios contra él y que yo había revelado ese secreto. Como es obvio, la denuncia carecía de base y así fue reconocido. No sería la última en este caso.

Leyendo a Garzón, me viene a la mente como otras muchas veces la frase de Bábara Rey hace ya tantos años ¡No sabemos en manos de quien estamos! Pero las que sí la creímos, no supimos o no pudimos hacer nada. Ya teníamos bastante con librar las batallas de los obtáculos que nos ponían.
Años estuve sin votar. Para unos no he ido a votar nunca, para otros, pocas veces, pero demasiadas, y no me he arrepentido en ningún momento, cuando he votado para los que apenas se conocen o cuando he decidido lo mismo que ahora pienso para el 26 de Junio, si no hay imperativo que mueva mi conciencia, ésta se quedará muy tranquila que con la mayoría absoluta que se queda fuera del teatro, ante la duda, esperando a ver como se desarrolla la nueva obra, no sea que tropecemos con la misma piedra.
Creo que el 15 M llegó con 30 años de retraso.

jueves, 2 de junio de 2016

EN LAS RELIGIONES

A GOLPE DE UÑA, EN EL FANGO, DE BALTASAR GARZÓN.
No podía ser de otra forma. meto la uña en el fango y salen las páginas 364-365, y... Son aquellos actos que según las distintas confesiones, dañan nuestra alma y ofenden a Dios. Pero mientras dicha ofensa no dañe a la sociedad en su conjunto, el legislador suele pasarlas por alto, por entender que pertenecen a la conciencia y la vida privada del individuo.
Aquellos que hablan en nombre de la religión, predican la moral, aunque a veces ellos  mismos practican una doble moral. Es por ello por lo que la corrupción cometida  por el religioso parece ser doblemente reprochable. Por un lado, en términos jurídicos o sociales laicos. Pero por otro, en términos morales y religiosos. Es decir, al corrupto se le señala con el dedo por corrupto. No obstante, al corrupto y religioso se le señalará además por hipócrita. Porque no hace lo que dice ni dice lo que piensa. El cinismo del predicador parece imperdonable para sus seguidores precisamente por el componente moral de sus enseñanzas. El individuo ateo corrupto ha de responder ante el estado, el creyente lo hará también ante Dios, y el predicador...ése se someterá al juicio de los anteriores además de al de sus propios seguidores.
Como decía, la moralidad está en todas las religiones y casi toda moral habla de corrupción. Aquí la corrupción no es delito sino pecado, y se depura de muchas maneras: en un confesionario ante un sacerdote para los católicos, en meditación y oración individual pidiendo perdón y expresando la intención de enmienda entre judíos y musulmanes, o haciendo algo bueno para equilibrar el karma para budistas e hinduistas.

Esto es parte de la página 364. El Fango de Baltasar Garzón.

Yo por mi parte creo, que tanto ateos como creyentes, y hasta los más corruptos, por muchos crímenes que lleven en su historia, tienen conciencia, y también pienso que el destino siempre cobra, aunque sea difícil de creer.
¿ Se puede ser feliz en la corrupción? Yo que creo en Dios a mi manera, y no entiendo otra manera de creer, pienso que es imposible ser feliz engañando a la propia conciencia.
 
Se ha producido un error en este gadget.