martes, 28 de febrero de 2017

CON LO QUE VALE UN SELLO

Voy a comprar un sello para mandar a Francia una fe de vida. Vale 1,25 euros. Ya he ido al juzgado a poner el sello y la firma. Ahora tengo que llevar la carta al buzón. El sobre ya lo tenía en casa. Mi pensión de Francia es de 10,68 euros al mes.
Tengo de España 412,46 en 2017 de los que están descontando 41,12, hasta completar 284,34 de un complemento a mínimos que por los 10,68 de Francia, tengo que devolver.
Para decirme que tenía que devolver ese dinero me han estado mandando cartas diciéndome que me lo irían descontando de la pensión, solo una vez vez, me invitaban a devolverlo junto en el banco popular, y si no, lo harían como después de más de un año de cantinela, lo han hecho.
La subida de mi pensión es de 0,11 euros, igual que el año anterior.
Solicité una pensión por enfermedad demasiado tarde y debí hacerlo mal. Siempre enferma o en el paro, pero jamás he cobrado  el paro, y siempre trabajando por encima de mis posibilidades. Y lo sigo haciendo.
¿Por qué cuento esto? Pues no lo sé, como no sé si importará o interesará a alguien. Al fin y al cabo esto no es nada comparado con todo lo que me ha pasado y he visto.
En realidad, lo que quiero decir, es que si los partidos políticos nuevos, son como lo que he visto en las casi siete décadas que llevo en el mundo, espero que la vida en este mundo sea un sueño, y la realidad esté fuera.
Ahora tengo que ir a la Seguridad social,que me dan cuatro días, y me han dado cita para el último, para presentar lo que cobro de Francia. Si no voy de los 412,46 euros, me quitan no sé que complemento, además de los 41,12, pero esto es para siempre ¡qué bien!
En el lugar que vivo, he tenido la suerte de que el día que voy es Viernes, y lectivo, si no, no tendría bus para viajar.
¡Qué cosas tengo para contar! Pero no sé cuando ni cómo.¡Espero no cansar!

viernes, 24 de febrero de 2017

LOS ÁNGELES PUEDEN CAMBIAR TU VIDA

Hoy a golpe de uña en las páginas 85 y 86, dice David G. Wlker, autor de este libro:

JUGANDO CON LOS ÁNGELES
Para los ángeles su trabajo es un juego. Si queremos sintonizarnos con ellos tendremos que jugar también y por supuesto, será necesario que aprendamos a reconocer las señales de ese juego, que simultaneamente serán indicadores inequívocos de su presencia.
El juego es una de las relaciones más gratificantes que pueden darse entre seres inteligentes de diferentes especies_¿Quien no ha disfrutado jugando con su gato?_y también más enriquecedoras para la especie inferior, que en este caso somos nosotros.
La más clara evidencia de que los ángeles están jugando a nuestro alrededor_y seguramente con nosotros_ son las casualidades. Uno de sus mayores placeres consiste en organizar coincidencias y sucesos favorables. Cada vez que una coincidencia sospechosa se cree en nuestro camino debemos desde ahora agudizar la intuición, pues muy posible mente sea una señal que nos están mandando, detrás de la cual estarán ellos con toda seguridad. De ser así, pronto captaremos su vibración mágica, sentiremos como si el aire se volviera de repente más fino y cómo una sutil emoción nos embarga.
   Recíprocamente, todo comportamiento lúdico y alegre por nuestra parte tendrá muchas posibilidades de atraerlos a nuestro lado. Si ello ocurriera, notaremos la conocida sensación de paz y bienestar, pues así es como solemos nosotros captar el amor y la energía que siempre llevan consigo.
Es bueno visualizar ángeles a nuestro alrededor. Recordemos que la visualización tiene un poder extraordinario, en este caso, de atracción. Si los visualizamos, estarán, y tal vez logremos_en la medida en que nuestra intuición se vaya desarrollando_ captar su presencia de un modo vívido. Su cercanía equilibrará nuestros cuerpos sutiles, tranquilizará nuestro espíritu Y HARÁ QUE NUESTRA SUERTE AUMENTE CONSIDERABLEMENTE. Y precisamente este último efecto_ el aumento de la suerte_es mucho más notable si se los visualiza jugando.
Jugar con los ángeles es una experiencia sublime. Bien aventurados los que se deciden a dar este paso, tan beneficioso en todos los sentidos.
Un extraordinario sistema para comunicarnos con los ángeles mediante el juego ha sido puesto a punto por Hania Czajkowski. Consiste básicamente en dos mazos de 52 cartas cada uno. Uno de ellos contiene los alentadores mensajes con que los ángeles descienden a este mundo con el fin de llegar hasta nosotros; las otras 52 cartas representan a los propios ángeles que nos aportan su luz, su gracia, su ayuda, su instrucción y su guía.

De estas cartas que habla, puedo asegurar, (porque las uso), que con el tiempo he aprendido, igual que con otras, que siempre se recibe el mensaje que conviene a ese momento.
Ellos ayudan a perdonar y a perdonarnos.
En la paz y la tranquilidad, la alegría es de verdad y fuente de inspiración. Y en la adversidad son la fuerza que siempre ayuda. Pero no hacen falta cartas para conectar con ellos.

SIN CONTAMINAR EL AIRE

Y nos quitarán  la tierra
si dormimos en sus planes.
Se emborrachan de poder,
y amedrentan con el hambre.

El hambre nos va a poder
si no limpiamos los mares.
Que con la tierra y el sol,
en la vida solo el aire.

Y en ellos se encuentra Dios,
sin teatros ni verdades,
inventadas por los hombres.
Que la verdad no es de nadie.

No esperéis hombres humildes
que os duren los trabajos,
que os ofrecen por la tierra,
que vuestros padres sudaron.

Que el trabajo es cultivarla
y velar por la justicia,
sin que vengan justicieros
a sembraros avaricia.

Que no vamos hacia atrás
a mendigar los jornales.
Las nuevas tecnologías,
las tenemos ya delante.

Para aliviar el trabajo,
sin agredir a la tierra.
Sin contaminar el aire.
Será lo que Dios espera.


martes, 7 de febrero de 2017

VERDAD

Soy una estrella que va contigo.
No te empeñes en ocultarme.
Que al nacer rompí los moldes.
Enamorada de la libertad.
No te empeñes en oscurecerme,
que brillo en la oscuridad.
Vuelo al alba
y soy, la verdad.

¿HACIA DONDE VAMOS?

Mateo 21-22. "Todo lo que pidiereis en oración, creyendo lo recibiréis". Siempre que no existan impedimentos de orden superior y siempre que su consecución sea positiva y no perjudique a nadie. Añaden los que han conseguido entablar esa relación amorosa con lo intangible.
Y yo pienso que quizá venimos a este mundo a aprender, sin saber la causa. que tenemos que conseguir esa relación con lo divino. Quizá sea por haberla perdido, por alterar el orden establecido.
Se puede pedir cualquier cosa que necesitemos, pero no las que creamos necesitar.
Hay momentos para callar y momentos para hablar. Momentos para soñar, y los sueños son proyectos mientras la vida transcurre y te lleva por otros derroteros.
Repitiendo las historias, camina la humanidad. Da vueltas al laberinto sin saber a donde va, sin aceptar su destino, que escapa a su comprensión que el viejo vuelva a ser niño, si busca en su corazón resumen de lo vivido, y lo sabe asimilar, desde el final al principio, puede sentir en lo vivido, el impulso de aprender, que hasta el final del camino tiene el hombre que aprender.
Por propia experiencia sabe, lo que no supo saber, por lo que enseñaron otros, lo que quiere enseñar él, a quien no quiere aprender por no pararse a entender lo que no puede probarse.
¿Quien va a enseñar a ser viejo? ¿Quien va sentir la vejez? Muchos antes ya lo han dicho, y yo ahora ya lo sé.
Tratando de empatizar, qué poquito conseguimos. La sabiduría de la vejez en un resumen vivimos.
Por escasos que hayan sido, los placeres de la vida, ellos son los paliativos, si el placer es alegría de llegar a la vejez con la conciencia tranquila. con ropa limpia y comida, con un poquito de arte, no importa que sea finita, la que sostiene a la infinita.
De los pecados habidos, el arte de la bondad. Lo que se debe al destino, el destino cobrará.

jueves, 2 de febrero de 2017

DE LA COMPRENSIÓN DEL MAL

La esencia que da alegría
a los hombres que no saben
por qué sienten su presencia
en los sueños las señales.

Orden en los pensamientos,
en el discurrir de la vida.
Que en el paso de los años,
se llega a la esencia misma.

Estabilidad en los sentimientos,
en esta escuela mundana,
que potenciando sinsabores,
te hace ver otras moradas.

Se ha producido un error en este gadget.