lunes, 28 de noviembre de 2016

UNGÜENTOS AMARILLOS

Hay un político que yo llamo El aguardientero, lo llamo así desde que lo vi por primera vez. Es portavoz.
Parece sacado de la jungla de los listos.
¿Por qué lo llamo El aguardientero? Porque la mayoría de la gente que he conocido con ese calificativo, eran como el ungüento amarillo, pa tó se aplica y pa na vale. Podría confundirse con alguno de esos.
¿Por qué me he fijado en este, si hay tantos así?
Por su afán de hacerse notar, porque siendo de los últimos en aparecer por el grupo, parece que lo ha hecho él. Y pone una cara de bueno para soltar esas perlitas que le caen todas de rebote.
No voy a decir su nombre porque para mí es el aguardientero del parlamento.
¿Por qué hablo de este y no de los demás?
Porque para muestra con uno vale.

¡Y YO QUÉ SOY?

A veces se habla de la felicidad de la ignorancia.
Pues vamos a ignorar que el mundo es una mierda.Y vamos a creer que nos tratan bien los que tenemos al cargo. Que todo va bien, y que podemos encontrar el sentido del humor en el fondo de nuestra conciencia.
LOS ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA, nos venden transgénicos, que alteran nuestra alimentación, pero el hambre aumenta. Aumenta la obesidad, la violencia. le regalamos talentos, arte y ciencia, porque aquí sobra.
¿Podemos reírnos de todo esto? ¿Podemos reírnos de sus consecuencias?
Allí marcan tendencias, y aquí copiamos, como si se tratara de peinar, vestir o calzar.
Podemos reír por no llorar. Podemos reír porque nos duelen las manos de frío cuando intentamos paliar la pobreza energética, pero esos dolores no dan risa. Ningún dolor da risa, y menos el de saber que nos podemos sentir seres privilegiados porque hay niños, enfermos, y toda clase de desvalidos que están pasando penurias y tragedias mucho más dolorosas, y ni siquiera somos capaces de saber qué hacer para ayudarles.
Ningún ser de la Tierra, es tan miserable como el más inteligente, como es esta raza, casta o especie, o lo que sea a la que pertenecemos.
Unos más fieras por activa, y otros ignorantes por pasiva.
Los pobres somos más, y dejamos que venzan los ricos.
Deberíamos estar en dos bloques. La mitad de la Tierra para unos pocos, y la otra para los demás, sin más herramientas que las que se necesitan para trabajar.
¿Qué tonterías estoy diciendo? Nos daríamos con ellas, y nos pelearíamos por las lindes.
Si en lugar de haber tantos pecados, solo hubiera uno que consistiera en no comer hasta que hubiera comida para todos, y no dormir hasta que todos los demás tengan acomodo, los demás no serían pecado.
¿Estas tonterías que estoy diciendo son la felicidad de la ignorancia?
Puestos a decir tonterías, se dice que detrás de cada gran hombre siempre hay una gran mujer. También se le ha añadido, (que sabe que es imbécil).
¿Detrás de un maltratador hay una maltratadora? ¿Detrás de un machista no hay una machista?
Cada vez me voy liando más, como la violencia de género, que digo yo en mi ignorancia, el sexo era pecao, pecao, pecao. Pero para eso se inventó la confesión, que al parecer no ha servido más que para que sea más pecao, y con los años se descubrió que era salud. Y entre tanto pecao y tanta salud, los negocios lo absorben todo. Y entran en juego los delitos, las leyes, que son otro negocio. Y mientras los negocios sean lo primero, no hay felicidad ni en la ignorancia, ni en la sabiduría. Porque si decimos que todo está bien en la casa de mi padre, ignoramos que todo está mal en la casa de mi madre.
¡¡¡Qué lío, qué lío, qué lío!!!
Por algo digo yo que soy feliz con un lápiz y un papel. Como los tontos. ¿Y yo qué soy?

jueves, 24 de noviembre de 2016

HUMOR PERDIDO

He perdido el sentido del humor con el que nací, y también la tristeza y las ganas de morirme con las que nací.
He ganado fuerza para la vejez
La vejez llega enseguida, llega pronto y se va. No sabemos cuando,porque como somos viejos no sabemos nada, o si lo sabemos nos perdemos en la historia, intentando parar el movimiento.
A los treinta nuestra piel ya ha avisado de que todo cuanto poseemos en este mundo es prestado. Pero lejos de hacerle caso, nos empeñamos en buscar el éxito, en lugar de buscar la verdad que nos hará libres, si entendemos que no la podemos encontrar.
Si la felicidad está en lo que hacemos ¿Por qué ponemos más empeño en el dinero, el poder y la fama? Ser felices haciendo que los demás también lo sean, el gran arte de vivir.
¡Que nuestra historia, sirva para mejorar las historias de los demás!

ESPÍRITU PURO

Divino ser que sin nombre,
o cualquier nombre que sea
el que se le quiera dar
a la fuente de la vida.

Elevado y alabado siempre,
de muchas formas lo es.
Cada cual se lo imagina,
cuando busca su poder.

Protección en el viaje de la vida.
Y a veces parece no estar.
Para destruir el poder del enemigo,
creer en el bien y no en el mal.

viernes, 18 de noviembre de 2016

CASTA Y BRAVURA

Tarde de sábado viendo en la televisión una ganadería en una finca muy bonita. Nos enseñan todo lo que hacen a los pobres toros, pero cuando llegan al herradero, ni siquiera el aficionado aguanta ver el sufrimiento de los becerritos con tanta marca. Y lo peor es que los que los tratan, que aunque lo hagan con cuidado de no hacer sufrir más de la cuenta, no cabe duda que les falta empatía, y solo cuidan de no lastimar demasiado, porque además puede quedar una chapuza.
¿No podrán modificar esa tradición e ir cambiando los festejos conforme a la sensibilidad de los nuevos tiempos?
¡Claro que si no se empatiza con las personas, menos con un animal recio, que defiende su integridad, y es posible que ataque por miedo!
No soy antitaurina, pero creo que a los que lo son, habría que tenerlos más en cuenta, y llegar a un consenso.
Me gusta jugar con los animales, pero eso no es un juego. Ellos pegan.
De bien pequeña me lanzó una vaca por los aires. Y entre esos animales me he movido gran parte de mi vida. Y de esa fiesta solo  me gustaba el jaleo, que con el tiempo se fue haciendo desagradable y aburrido. Anda jaleo, jaleo. Ya se acabó el alboroto.
¿Menos acoso, menos hierro, y menos sangre?
Menos guerras, menos esclavitud, y menores diferencias sociales.
Más salud, mejor educación, y más seguridad.

lunes, 14 de noviembre de 2016

VIDA INTELIGENTE

Si las clases medias pasamos frío, y vivimos medio a oscuras porque la luz no deja de subir. ¿Qué estarán pasando los pobres niños, sobre todo los que huyen del horror de la guerra?
los mal llamados políticos, porque cobrando de todos, solo sirven para dividir, crispar o indignar. ¡Ah! también para medrar... ¿Sirven para algo más? Si, para fomentar la injusticia social.
¿Pero es que ya no hay vida inteligente en este planeta?
Una vida, como mucho no pasa de cien años ¿Como se puede perder haciendo guerras para que mueran inocentes?
¿Como se puede consentir que aumente el hambre? ¿Como se puede consentir fabricar armas que solo sirven para matar?
¿Como se puede consentir que haya tanto para unos y tan poco para otros?
¿Como se puede manchar tanto el planeta sin necesidad, siendo el único que podemos habitar?
¿Como podemos ser esclavos todos de los negocios de unos pocos?
¡Qué poco hace falta para ser feliz!
¡Y que poca felicidad hay en el mundo!

MI FE, MI ESPERANZA Y MI CARIDAD

Cuantas mentiras para vender lo inservible y que pareciera imprescindible. Y lo peor, seguimos igual, y cuanto más se nota que a los políticos no le importamos lo más mínimo, y cuanto más se nota la ausencia de inteligencia, más votos consiguen.
Pronto dejó de gustarme el sistema en aquello que llamaron transición,de la que parece no vamos a salir nunca.
Los buenos políticos se queman pronto, y los buenos funcionarios también.
Lo peor es el miedo a lo nuevo, y al libre pensamiento. Y aún peor, el miedo a la verdad, el miedo a averiguar. Miedo a saber.
¿Hay cristianos en este mundo? Si los hay, me gustaría conocerlos.
¿Se perdieron por el camino de estos 20 siglos?
¿El verdadero cristianismo está por comenzar?
Los heroicos del norte, grandes conquistadores del sur. Los pobres emigrantes del sur, que vienen por su pan y su paz, son ilegales, que hay que deportar.
Creer en Dios por miedo, es no creer en nada, si no se busca la verdad cada día de nuestra vida.
Pensar que Dios va a arreglar nuestras cosas a nuestra manera, es creer que podemos manejar lo que no entendemos. Esta es mi fe, mi esperanza y mi caridad.
Podemos contar nuestras experiencias a nuestra manera, y ocuparnos de lo que podemos hacer funcionar, lo demás, confiar y esperar.

viernes, 11 de noviembre de 2016

NACISTE PARA LA PAZ

Tomás, seminarista y falangista.
No sobrevivió a sus decisiones.
Con todos los honores a la tierra.
Con todos los dolores a tus seres.
Huyendo de horrores hasta el frente.
Batalla del Ebro fue disculpa
¿Quien supo de horrores en tu muerte?
De la autenticidad de tus restos solo dudas.

Huyendo de torturas de carretera.
Nunca se sabrá quien te mató.
Tus mujeres ya se fueron,
quizá a donde estás tú.
No olvidaron tu suerte.
Por ti fue su amor,
el dolor y la duda.
Fuiste el gran ausente.

martes, 8 de noviembre de 2016

DOLOR DE FRÍO

El dolor del frío de las manos,
que en la infancia hubimos de soportar.
La educación perniciosa del franquismo.
Esperanza en un futuro que soñar.

Ahora vuelve el dolor acumulado,
en la memoria donde se guarda todo.
No hace falta probar el frío,
que los dolores vienen solos.

Sabiduría de dolor y experiencia.
que la existencia juega con nosotros.
Y sin memoria nos coloca en una rueda,
donde vamos buscando acomodo.

Viene la memoria y va, como la lluvia,
que fluye, vuelve y revuelve,
sin que podamos controlar a nuestro antojo
el poder que nos mueve.

Duelen los derechos humanos.
Duelen por su ausencia.
Más ha de dolerle
al que compasión no sienta.

lunes, 7 de noviembre de 2016

UN HURACÁN

Vencidos por la codicia
han entrado en la vejez.
Y no hay paz en sus mentiras,
que la vida ya se fue.

Y aunque no queramos verlo,
solo al fin nos damos cuenta,
que no hay nada más importante,
que el poder de la conciencia.

¿Está la puta usurpando
el poder a la lechera?
Muera quien muera primero,
las dos son igual de viejas.

Y tendrán que aterrizar a la vez,
cuando un huracán las arranque,
porque estando siempre juntas,
no hay poder que las separe.

Morirán con la zozobra,
sabiendo que son finitos.
Los bienes y los poderes
que le darán su finiquito.

viernes, 4 de noviembre de 2016

LA PAZ QUE VIENE

Hace más de ocho décadas, escribió Miguel Hernádez este verso.
"Se cae de viejo el mundo con tal matolaje".

¿Qué nos dirías si pudieras decir algo ahora?
Después de esa guerra que se llevó tu vida, vino la segunda guerra mundial con la bomba atómica. De guerra en guerra, ya ves como está el viejo mundo. Con la crueldad aumentando.
Nada me extrañaría que los horrores que vemos que ocurren en otros pueblos, nos vengan en forma de simulación en diferido, otra guerra. Que a quien no le importa un niño, ni millones de niños, poco le puede importar acabar con el viejo mundo antes que nazca el nuevo.
Los que mandan, viven su sueño, convencer para vencer. Vencidos por la codicia. Haciendo creer a otros aquello que ellos no creen.
Aquí ya lo estamos viendo, todo aquel que quiera ver.
A la lechera le falta el aire. La puta respira bien por el momento.

jueves, 3 de noviembre de 2016

SENTÍ SU CALOR

Un gorrión en mi terraza,
con su pico abierto se dejó coger.
En mi mano fría sentí su calor.
¿Qué te pasa? pregunté.

Lo puse en la tierra fría
y enseguida lo quité.
Lo puse en un plástico oscuro
y muy frío, pensé.

Lo puse en un trapo de algodón,
en un minuto voló medio metro.
Y desde allí, mi pajarito se marchó
¿A qué has venido? pensé yo.

Él voló por los tejados
y el misterio se quedó.
Y ni una foto siquiera,
pero mucha alegría porque voló.

Para recordar que en la infancia,
pajaritos quería yo.
Y mi padre me decía
con muchísima razón:

Dios te libre de verte
como pájaro en manos de niño,
porque todos se morían
a pesar de mi cariño.

Lo que me quiso decir,
yo no lo voy a contar.
Me trajo una buena nueva
en un mensaje de paz.
Se ha producido un error en este gadget.