lunes, 28 de noviembre de 2016

UNGÜENTOS AMARILLOS

Hay un político que yo llamo El aguardientero, lo llamo así desde que lo vi por primera vez. Es portavoz.
Parece sacado de la jungla de los listos.
¿Por qué lo llamo El aguardientero? Porque la mayoría de la gente que he conocido con ese calificativo, eran como el ungüento amarillo, pa tó se aplica y pa na vale. Podría confundirse con alguno de esos.
¿Por qué me he fijado en este, si hay tantos así?
Por su afán de hacerse notar, porque siendo de los últimos en aparecer por el grupo, parece que lo ha hecho él. Y pone una cara de bueno para soltar esas perlitas que le caen todas de rebote.
No voy a decir su nombre porque para mí es el aguardientero del parlamento.
¿Por qué hablo de este y no de los demás?
Porque para muestra con uno vale.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.