lunes, 14 de noviembre de 2016

MI FE, MI ESPERANZA Y MI CARIDAD

Cuantas mentiras para vender lo inservible y que pareciera imprescindible. Y lo peor, seguimos igual, y cuanto más se nota que a los políticos no le importamos lo más mínimo, y cuanto más se nota la ausencia de inteligencia, más votos consiguen.
Pronto dejó de gustarme el sistema en aquello que llamaron transición,de la que parece no vamos a salir nunca.
Los buenos políticos se queman pronto, y los buenos funcionarios también.
Lo peor es el miedo a lo nuevo, y al libre pensamiento. Y aún peor, el miedo a la verdad, el miedo a averiguar. Miedo a saber.
¿Hay cristianos en este mundo? Si los hay, me gustaría conocerlos.
¿Se perdieron por el camino de estos 20 siglos?
¿El verdadero cristianismo está por comenzar?
Los heroicos del norte, grandes conquistadores del sur. Los pobres emigrantes del sur, que vienen por su pan y su paz, son ilegales, que hay que deportar.
Creer en Dios por miedo, es no creer en nada, si no se busca la verdad cada día de nuestra vida.
Pensar que Dios va a arreglar nuestras cosas a nuestra manera, es creer que podemos manejar lo que no entendemos. Esta es mi fe, mi esperanza y mi caridad.
Podemos contar nuestras experiencias a nuestra manera, y ocuparnos de lo que podemos hacer funcionar, lo demás, confiar y esperar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.