jueves, 31 de marzo de 2016

SIN PATENTE Y SIN REGISTRO

Cuando tuve conciencia de mi existencia, ya estaba bautizada como todos los demás en mi entorno. Ahora ya en la vida pasada he oído repetidas veces la misma historia, que por lo menos en parte es falsa. Eso ya lo he ido descubriendo poco a poco sin entender hasta que punto la historia es cuento.
Dos mil diez y seis, y la vida de Jesús, El Cristo, es usada para bien o para mal, para confundir más que para aclarar.
Yo creo en él, y me da igual si existió realmente o no, o si ha de venir aunque no haya sido, o si ha sido y no ha de venir. Pero eso sí, a mi manera, porque la de otros no me sirve.
Hace cinco siglos que se supone fueron pronunciadas estas palabras:
"Plugo al Señor que tuviese, a veces la siguiente visión. Que viese junto a mi sobre mi mano izquierda un ángel en forma corpórea. Es un tipo de visión que no suelo tener salvo muy raramente. Aunque a menudo veo representaciones de ángeles. mis visiones son del tipo que anuncié antes.
Plugo al Señor que viese a ese ángel del siguiente modo: no era alto sino de baja estatura y muy bello, su rostro tan inflamado que parecía pertenecer a la categoría más elevada de ángeles, que parecen estar ardiendo.
Debe ser uno de aquellos llamados Querubines, no me dijo su nombre, pero bien me di cuenta que existe una gran diferencia entre unos ángeles y otros que posiblemente no puedo explicar"

Hoy de estos ángeles, diría Serafines, y lo diría con un lenguaje actual.
Y digo yo, cambiando de tema: mi fe es mía. Dios , Naturaleza y arte, la energía natural de la belleza. El placer de ser feliz con lo que se tiene, cuando se tiene paz en el corazón y tranquilo el espíritu.
En el arte de vivir, que no falten estos principios. Y yo pido a Dios, a los ángeles y a los santos, sin patente  y sin registro, aquello que necesito, convencida de mi fe.

miércoles, 16 de marzo de 2016

ENTRE GUERRAS

En Antología Poética de León Felipe, página 49:
¡Oh, y cómo veríamos el mundo,
la desnudez, la transparencia de la Verdad y la Belleza
si no estuviese ahí,
tumbado en el aire,
mordiendo mis ojos,
el humo,
el perro negro de la injusticia humana!

De aquí
de mis plantas,
solo de mis plantas,
sube hollín suficiente para estrangular al sol.

(Polvo es el aire, polvo
de carbón apagado).
nadie nos ve.
Rompe ya tus señales y rasga tus banderas, marinero.

Nadie nos ve.
¿A quien guiña aquel faro presumido?
Lo tumbará el mar,
y quedará allí apagado como una colilla,
pisoteado por el desprecio y la saliva de las olas.

Nadie nos ve.
El viento ha metido la ceniza de nuestros pecados
en los párpados de las estrellas.

Bajate de la torre de esa torre
y no mires más por ese canuto de latón.
¡Espanta ese perro!
¡Ahuyenta ese humo!

                               ¿Qué escribirán hoy los poetas en los campos de refugiados?

E lodazal europeo del siglo XXI.
¿Que la dignidad se disuelve con polvos en la sangre de los cuerdos? Que ni ven ni entienden porque están cuerdos.
¿Que las penas del alma cuanto más se disfrazan más se ven, y más se ahondan?
Y no hay alma sin pena en el lodo.
Pero ahora no se rompen señales, ni se rasgan banderas, porque sí nos ven, aunque tengan los ojos cerrados. Y digo nos ven, porque allí estamos todos en el lodo. También los que cierran fronteras. También los que hacen la guerra.
Ahí sí parece que estamos solos y sin alma, porque las almas están en el lodo.
Puede que el hollín no estrangulara el sol que acoge las almas de los que dejaron la vida en el lodo y en el mar.

lunes, 14 de marzo de 2016

1937 DULI 1966

El 14 de Marzo de 1966, voló como mariposa la que fuera niña pintora. La que fue tocada por todas las áreas del arte y la sabiduría. Obdulia Primera, aunque fuera segunda o tercera, cuarta en la cadena de los hijos.
En el cincuenta aniversario de su muerte, recordando la frase: "por sus obras los conoceréis. Son sus obras las que la hacen inmortal. Sus obras, su amigo Dámaso, y tantos otros que la admiran.
No necesitó una existencia larga.
Una existencia comprimida, exigencias de un destino en una inmensidad infinita.
Fue tocada por una gracia especial de donde está lo permanente.
La alegría con los suyos fue fugaz. Lo intentó todo por permanecer, pero su lugar era para brillar como esas luces que ciegan y mejor estar en lo alto como están las estrellas.
desde la altura contemplas el discurrir de tus cuadros, que hemos pagado a Hacienda como si fueran  Picasos. Los dos que encontré entre las ropas de un armario. Que tú ya fuiste pintora antes de ir a los Montalvos, donde llegaste muy tarde y a tiempo de pintar para alegrarles la vida a aquellos que te admiraron.
Entre los lindos paisajes que metí en humildes marcos, abecedario bordado que muy poquitas puntadas esperaron cuarenta años, y había venido a parar a los despojos de quemar, debajo de aquel butrón que un saco vacío de cemento me dio la información clara que existió. No tardé en encontrar el saco de papel metido en la pared de 60 centímetros, como encontré el abecedario bordado entre los papeles de quemar.
Cara he pagado la información que llega lenta y tardía para estar en el camino de la verdad y la comprensión  de los acontecimientos de la forma más calmada posible.
Desde que tengo conocimiento de tu existencia, he experimentado tu intervención y apoyo.
Si lo que es arriba es abajo, bastando la fusión de ambos para que se produzca el milagro. ¿Qué es milagro? Por mi, ya hay varios, ninguno solicitado. En la urgencia, espontaneos.
Quiso el destino librarte de un tiempo largo en el mundo, de los cambios de la vida, del astío y del absurdo.
En plena guerra viniste, y usaste bien tu guerrero, el que ganó las batallas, se fue contigo a los cielos. Y te llevaste tu arte, y aquí quedaron comienzos y finales de tu tiempo, quedando el interrogante de a donde hubieras llegado si se triplica  tu tiempo.
Cincuenta años de cielo, gozando la paz real, medio siglo contemplando llevas ya.
                                 
                                         ¡GRACIAS POR TU BONDAD!
                                         
                                          LAVANDO EN EL PRAO GRANDE
       
                                           Lavando en el regato del prao grande,
                                           sufrí por la ausencia de una joven.
                                           Y recé seguro, por ella y por su gente,
                                           sin conocer los secretos de la muerte,
                                           que borra el tiempo y el espacio.
                                           Aquel sufrir por no sabes quien,
                                           en unos años me trajo hasta el lugar
                                           de cuyo nombre no quisiera acordarme.

                                            Hoy en el año de dos mil dieciseis,
                                            cuando se cumple medio siglo
                                            de tu ascenso a otras esferas, Duli primera,
                                            hago un repaso de todo lo vivido.
                                           ¿Cuantas veces te pedí ayuda?
                                           ¿Pero es que acaso no fuiste tú quien me trajo?
                                            ¿Es que no fuiste tú la autora de tanto milagro?
                                            ¿Por qué me cautivaste, si no te conocía?
                                             ¡Qué caprichos tiene el destino!
                                             Tu voluntad y mi voluntad será su voluntad.
                                            Cincuenta años dirigiendo por caminos tortuosos.
                                            Quisiste que tu trabajo fuera para los más necesitados.
                                             Que la vida nuestra sea para tu legado
                                              y llegue la paz que soñaste en el pasado.
   

viernes, 11 de marzo de 2016

CANTAR NIÑOS VUESTRAS PENAS MANOS DE BEBÉ

Cantar niños vuestras penas.                                     Mano de bebé ya siento,
Contarlas a viva voz,                                                 y las obligo a crecer.
que las penas si se entierran,                                      En consciente movimiento
nace veneno en su flor.                                               las pongo al amanecer.

Contar niños vuestras penas.                                      Voy camino de la infancia
No tengáis miedo al dolor,                                          sin temor con alegría.
que el dolor que el alma encierra                                 Mi memoria no me para,
solo sale en vuestra voz.                                             que no la doy por perdida.

Vuestro dolor es el mismo                                           Que se me olvidan las cosas,
que callaron otras víctimas,                                          me ocurrió toda la vida.
que lo fueron por callar                                                Ahora se me olvidan más,
y cubrirlo de mentiras.                                                  porque más cosas metidas.

Contar niños vuestras penas,                                        Es la verdad la que manda,
aunque sea en una canción,                                          que no asfixiaron mentiras.
que  el dolor cuando se calla,                                        Ni el miedo de alrededor
hace  quebranto en la voz.                                            consiguió verme vencida.

Contar niños vuestras penas.                                         Siempre la verdad encuentra
Dolor que calme dolor,                                                  fisuras por donde ir.
como se combate el miedo                                            Y cuanto más se tapa,
sintiendo un miedo mayor.                                              más se empeña ella en salir.

Dolor de parto se aguanta                                             A encontrarme con mi infancia
y el más fuerte al ver la luz.                                            voy por la vejez sin rumbo,
Lo aguanta el hijo y la madre,                                        a donde me lleve el paso,
y una o dos has de ser tú.                                              metida siempre en mi mundo.

Contar y cantar las penas.                                             Como un caballo cansado,
Cantar y contar dolor.                                                   voy caminando al trote.
Que en la verdad una estrella.                                       que los sueños perseguidos
Y para el dolor amor.                                                    no pasan indiferentes.

martes, 8 de marzo de 2016

8 - 3 - 2016

DÍA DE LA MUJER TRABAJADORA.
       Un nombre: BERTA CÁCERES

Si me preguntan ¿Qué es feminismo? Respondería primero con una pregunta ¿Qué es machismo? ¿No es un instinto primario? sería mi respuesta.
Nos cuenta la historia, que Dios  hizo al hombre a su imagen y semejanza.
Cogió las sustancias de la tierra, por lo que se supone que el hombre fue negro. Como lo vio tan negro, al intentar aclararlo, le salió una mujer blanca. Le dijo Dios: ala crecer y multiplicaos, y con tanta posturita, a Adán  se le incrustó el cerebro en la entrepierna. Eva harta ya de tanto folleteo, se fue a dar una vuelta al parque, donde estaba el árbol de la ciencia del bien y del mal. El único manzano que Dios había prohibido comer la fruta, o serían castigados.
En el árbol estaba Lucifer, que ya se había revelado, o se iba a revelar en ese acto, y que en forma de serpiente, abusando de su poder de ángel, usó su inteligencia para engañar, con lo que más atrae siempre, el fruto prohibido, una hermosa manzana para  que se la diera a Adán. Y la comieron los dos, atraídos por el encanto de la serpiente y lo prohibido.
Una manzana que parecía sana y tenía un gusano. El pecado original, que entonces no conocían la coca, pero la coca era el gusano.
Y como se le acabó la inmunidad, Adán tuvo que compartir mujer.( No me pregunten con quien).
Eva tuvo que soportar a todos los machos existentes, y debió de esconder a sus hijas para que no hubiera más esclavas que ella. Pero de nada le sirvió, ellas buscaron lo prohibido, y ahí seguimos.
Si a mi me preguntan en que Dios creo, yo respondo que en el de hoy. Porque en el pobre hombre que había al entrar en la iglesia de mi pueblo, colgado de una cruz , ensangrentado, y con la corona de espinas sobre su cabeza, lo que creo es que no debía estar allí, donde los viera los niños, y lo siguen viendo. Tampoco el viejo que estaba en un cuadro metido en un triángulo, en casa de mi abuela, y que tenía cara de juez, aunque ese no me daba tanto miedo.
Entonces la pregunta era: ¿Quien es Dios? y la respuesta: Dios es un ser infinitamente bueno, sabio, poderoso, principio y fin de todas las cosas. Creador, dueño y señor de todo lo creado, que premia a los buenos y castiga a los malos. Esto era Dios y te lo tenías que saber.
Si Dios es inteligencia ¿por qué hay tanta gente inteligente que se declara atea?
Si todo lo que existe es por la condensación de la energía, si hay un solo Dios ¿por qué andan muriendo cada uno por su Dios?
Y voy al feminismo, y ahí me pierdo ¿Haría falta preguntarse que es feminismo, si el mundo estuviera gobernado por la inteligencia? ¿Haría falta preguntar quien es Dios?
Ya en la Era de acuario, y el mundo hecho un cristo.
¡TRISTE HUMANIDAD!
Amor, justicia y paz para todas y todos.

jueves, 3 de marzo de 2016

AUNQUE SE VUELVA SIEMPRE

Ya no hay molino que mueva
el agua del río.
Y la nieve se amontona
y resbala a las bajuras.

Y las nubes andan locas
y los ríos se desbordan,
y el sol se siente afligido
por la falta de respeto.

El Místico y el Suicida,
no son dos que solo es uno.
Ya no es inútil la huida
aunque se vuelva siempre.

Y el de aquí no se va nadie,
se transforma y solo queda
el halo que espera otra venida
y volvemos todos por las bambalinas.

Y el agua dulce se va
a perderse en la salmuera
donde tantos inocentes
dejan la vida en ella.

miércoles, 2 de marzo de 2016

ANTOLOGÍA


A golpe de uña.
Hoy el golpe de uña a Antología Poética, de León Felipe, páginas 127 y 128.

La Poesía llega como un gendarme a la casa del crimen.
Ahí está.
Viene porque la he llamado yo.
Y viene con su ademán desnudo,
con su mirada sin cortinas,
con su mirada sin eclipse...
con una mirada que no se esconde nunca bajo el toldo de los párpados.
ni a la sombra de las pestañas...
Viene con su mirada abierta siempre.
La Poesía llega con su apostura fría, cínica,
inmisericorde...
como un soldado terrible,
como un sayón,
como el sargento encargado del cacheo y del desahucio,
como el oficial eclesiástico de la Inquisición
como el escribano con su mazo de infolios donde se va
        a escribir el inventario de todo lo que se esconde
        bajo el sótano,
        como el confesor con su saco blindado donde se van a meter
los crímenes, 
las heregías,
los ídolos falsos,
y las lámparas votivas alimentadas con alquitrán.
La Poesía llega.
Viene porque la he llamado yo
Viene a confesarme y registrarme.
Un hombre cualquiera puede ser poeta:
el publicano que sabe rezar...,
también el publicano...,
cualquier publicano..., el último publicano.
Porque también el corazón de los inconsiderados
entenderá la sabiduría...
y la lengua de los balbucientes
hablará clara y expedita.
Y el poeta es el hombre que llama a la Poesía sin miedo.
Al gran sayón..., al viejo sayón inmisericorde
y le dice cuando llega a su puerta: Entra.
Quiero saber donde vivo.
¡Hay tantas sombras,
tantas telas de arañas
y tantos fantasmas aquí, dentro!
Tú eres la Poesía..., la Verdad y la Luz.
¿No es así?
La que abre las ventanas
y rompe las puertas...
¿No es así?
La que auyenta el trote de las ratas
y apaga el ruido espectral de la polilla en la madera.

Sigue León Felipe con el ¿no es así? pero yo me paro aquí y que el lector saque  sus conclusiones.

Se ha producido un error en este gadget.