viernes, 11 de marzo de 2016

CANTAR NIÑOS VUESTRAS PENAS MANOS DE BEBÉ

Cantar niños vuestras penas.                                     Mano de bebé ya siento,
Contarlas a viva voz,                                                 y las obligo a crecer.
que las penas si se entierran,                                      En consciente movimiento
nace veneno en su flor.                                               las pongo al amanecer.

Contar niños vuestras penas.                                      Voy camino de la infancia
No tengáis miedo al dolor,                                          sin temor con alegría.
que el dolor que el alma encierra                                 Mi memoria no me para,
solo sale en vuestra voz.                                             que no la doy por perdida.

Vuestro dolor es el mismo                                           Que se me olvidan las cosas,
que callaron otras víctimas,                                          me ocurrió toda la vida.
que lo fueron por callar                                                Ahora se me olvidan más,
y cubrirlo de mentiras.                                                  porque más cosas metidas.

Contar niños vuestras penas,                                        Es la verdad la que manda,
aunque sea en una canción,                                          que no asfixiaron mentiras.
que  el dolor cuando se calla,                                        Ni el miedo de alrededor
hace  quebranto en la voz.                                            consiguió verme vencida.

Contar niños vuestras penas.                                         Siempre la verdad encuentra
Dolor que calme dolor,                                                  fisuras por donde ir.
como se combate el miedo                                            Y cuanto más se tapa,
sintiendo un miedo mayor.                                              más se empeña ella en salir.

Dolor de parto se aguanta                                             A encontrarme con mi infancia
y el más fuerte al ver la luz.                                            voy por la vejez sin rumbo,
Lo aguanta el hijo y la madre,                                        a donde me lleve el paso,
y una o dos has de ser tú.                                              metida siempre en mi mundo.

Contar y cantar las penas.                                             Como un caballo cansado,
Cantar y contar dolor.                                                   voy caminando al trote.
Que en la verdad una estrella.                                       que los sueños perseguidos
Y para el dolor amor.                                                    no pasan indiferentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.