viernes, 18 de junio de 2010

AL HOMBRE QUE SUPO DECIR ¡¡NO!!

En el año 1965, en el pueblo portugués de Aldeia da Ponte, en el distrito de Guarda, yo oía en una emisora de radio a un joven periodista que me entusiasmaba por su autenticidad.
Me había criado en una dictadura, con otra dictadura al lado, sin distinguir muy bien, la diferencia que hay entre una forma y otra.
Yo que creía que la libertad era algo obvio, incuestionable, en una sociedad civilizada, no era consciente de lo que había vivido y viviría después.
José Saramago, era la voz de la conciencia que yo sentía como el Maestro perfecto. El que siempre decía lo que no podían, o no sabían decir los demás.
Hoy el universal JOSÉ SARAMAGO se ha subido al tren del Sol de medio día. 18 de Junio de 2010.
¡Obrigado mestre!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.