jueves, 7 de agosto de 2014

¡QUE DIOS NO ESTÁ ENGAÑANDO!

Primero inventaron el sida.
Ahora surge el ébola.
Derriban aviones por casualidad.
La guerra la trajo el hombre al nacer.
Y la humanidad tan vieja sin soluciones.
El hombre quiere parecerse a Dios.
¡Pero si Dios ni necesita zapatos!
Dios es la verdad que necesitamos,
y no descalzar al hermano.
El soplo divino nos alienta
y refuerza las defensas que tengamos,
y no los negocios de tiranos,
ni mentiras ni contrabando.
mientras haya un solo hambriento
Dios estará más lejano.
Teniéndolo tan fácil
¿Por qué no lo arreglamos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.