sábado, 7 de agosto de 2010

HOTEL DE HOTELES

El doña Brígida en un lugar paradisiaco. Majestuoso, no al alcance de todos los bolsillos en época de crisis. Pero que vale la pena hacer un esfuerzo, aunque solo sea por verlo.
A cinco Kms. de Salamanca, para ver el cielo azul del verano.
cerca, las bellotas alimentan al cerdo ibérico. Lo nuevo y lo viejo en armonía de contraste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.