miércoles, 29 de diciembre de 2010

ANGEL DE LA GUARDA

Saltó a la fama sin buscarlo
el buscador del equilibrio y la justicia.
Encontró muros y murallas en su hacer
y voló a otras tierras por su causa.

En la lucha contra el mal deja la vida.
Le tocaron las causas de los desamparados.
Y él hizo suya cada causa
de los que durante años lloraron su esperanza.

Condenado por creer en la justicia,
por buscar la justicia en los legajos
y aquellos que buscaron la verdad,
murieron por verdugos siendo esclavos.

Transcurre la historia en la injusticia.
Él insiste en la lucha contra el mal.
Por eso le ponen tantas minas,
difamando a aquel que quiere trabajar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.