sábado, 27 de julio de 2013

EL SILENCIO DE LA LEONA

La Leona agazapada, parece querer la calma, pero ruge por dentro al acecho de que otras fieras comiencen la guerra para su propio beneficio. Sabe que hay más que quieren la guerra que ella desea, pero le conviene estar apartada. Ignora que dos no pelean si uno quiere, y hay uno que no quiere. El que sabe que se convertirá en presa, si entra al trapo.
La Leona no hace favores si no es para cobrarlos, y en nombre del todo poderoso de melena quiere hacerse con la presa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.