lunes, 18 de marzo de 2013

CÍRCULOS

En el círculo de la vida, el hombre al fin busca su infancia en la memoria, y cuando no la encuentra, la crea o la inventa, pero siempre es aquella que fue, aunque no lo sepa. Un círculo es la vida también del viejo mundo que agoniza. A los juegos olímpicos se les representa mediante círculos entrelazados. Una cadena más vieja que el mundo que agoniza. Y no es el mundo que viene donde se vislumbre a unos juegos olímpicos. Lo primero que tuve que aprender de memoria cuando aprendí a leer, fue el catecismo del padre Astete, incluída la respuesta a la pregunta ¿como se realizó la encarnación del hijo de Dios? Y que no solo fue una tortura a los siete años, sino que ha hecho falta toda una vida para descubrir su inutilidad. Ahora nos torturan entre otras cosas con un futuro donde Eurovegas y los juegos olímpicos son la herencia que creen que le va a interesar al nuevo mundo. Son incapaces de ver, y menos de sentir que el hambre puede llegar a sus lujosas mansiones, y quitarles las ganas de juegos y lastres antiguos. ¿Importarán en el mundo que viene unos juegos tan viejos? ¿No importará más conocer cómo fue la vida y la muerte de Jesús?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.