miércoles, 7 de agosto de 2013

UNA CARTA AL SOL

Querido Sol:
Sabes que solo tú puedes ayudarme, porque solo tú puedes comprenderme, porque solo tú sabes quien soy.
He resistido los años que tengo a tu amparo, porque sin tu abrazo y tu calor no hubiera podido sobrevivir a la ruindad del camino.
Tú y yo sabemos cuanto callo y por qué.
Los que no hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, sabes que hemos pagado para que otros vivan dignamente, y no lo hemos conseguido, ni para ellos, ni para nosotros, y sí para los que nos echan en cara que no sepamos vivir como saben ellos.
Los que nos roban, nos llaman ladrones y nos obligan a pagar por ello.
No pretendo que me entiendan en los paraísos de este mundo, pero tú conoces mi destino, y sabes llenar mi vacío, que contigo, un papel y un lápiz vivo en la esperanza de saber que estás conmigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.