viernes, 20 de noviembre de 2015

CONTRA LA INJUSTICIA

El egoísmo, la codicia, los celos la envidia, las ansias de venganza, los estallidos de ira, provocan corrientes de pensamientos que consumen las células del cuerpo. Las corrientes de odio, resecan las glándulas, consumen la energía, y sin energía no hay nada.
El amor, la paz y la armonía, son la fuerza contra la injusticia, y ayudan a restablecer la salud hasta donde la naturaleza lo permite.
La fuerza del espíritu, consigue superar los límites establecidos. Cuando se cree en la fuerza del amor auténtico, éste actúa como protector bálsamo, proporcionando la luz para obrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.