miércoles, 4 de mayo de 2016

PUBLICIDAD A LA AMERICANA

La austeridad de la campaña electoral,
la estamos sufriendo en sesión continua.
Parece el cuento de nunca acabar,
como si fuera a durar toda la vida.

Atrae la rosa, ocultando espinas,
que el lugar de la rosa es el rosal.
Y si vas a cortarla, él te pincha.
Mejor la miras y te vas.

La corrupción se ha instalado como hiedra
que se adhiere a la pared y la inunda,
y echa raíces en ella.
Blanda por fuera, por dentro, dura inquina.

En mantener la poltrona,
rompiendo lo que está hecho.
Habiendo tanto que hacer,
nada importa el pueblo.

¡Qué torturas de campañas!
¡Qué hastío para las mentes!
¿Por qué faltando trabajo,
hasta los viejos corriendo?

TTIP. Para engañar, secretos.
Y lujos para enseñar.
Fantasías para atrapar,
si se confía sin pensar.

Ni tiempo, ni espacio hay
para la paz y el amor.
Que la guerra da trabajo,
Trabajo que da dolor.

Ahora los expertos hacen y deshacen,
para crear puesto de trabajo,
cuando hay tanto sin hacer
consejeros a destajo.

IRPH. Otro mamoneo,
creen los pobres ricos tener el poder
por la gracia de Dios que se fijó en ellos
para regalarles el cielo por la fe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.