lunes, 5 de septiembre de 2016

BUSCA LA FUENTE

Esperando el otoño, esta tierra seca que dio tantas mieses, ahora descansa bajo el pasto y cardos silvestres.
Cazadores vienen, sin saber por qué hay más escopetas que liebres, y menos conejos, sin huertos verdes. Que veranos lejanos estuvieron presentes, alegrando caminos, trasiego de gentes. De aquellos excesos, el regreso es lento, miedos que detienen.
Manos que trabajen, cerebros que piensen, es lo que hace falta en la tierra siempre.
Mucho hay por hacer, y muy pocos vuelven de un pasado duro, el recuerdo los detiene.
Dándole al inicio, se abren las fuentes, por estas llanuras solo falta gente que quiera trabajar de forma decente, en nuevos inicios, maneras diferentes, que hay tierra, agua, aire y fuego, un sol reluciente.
En esta Tierra vieja, juventud ausente, vuelve tu mirada a donde hubo una fuente, ella te dirá como es tu presente, que ahora lo es todo, y tuya es la fuente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.