miércoles, 1 de marzo de 2017

QUIEREN ACOSTUMBRARNOS

Nos tenemos que acostumbrar a ponernos de acuerdo para ir a mear, para no encender tantas veces la luz.
Nos tenemos que acostumbrar a trabajar sin cobrar, porque el trabajo dignifica, aunque no comamos.
Nos tenemos que acostumbrar a sí señor, y mande usted, para poder ir al año cero y repetir los 20 siglos a la inversa.
Tenemos que acostumbrarnos a la despoblación en las zonas rurales, hasta que vengan las grandes empresas a comprar los pueblos, y nos den el trabajo que no puedan hacer los robots.
Si nos acostumbramos a creer en los expertos.
Si nos acostumbramos a creer en los consejeros.
Si nos acostumbramos a creer en los presidentes.
Si nos acostumbramos  a creer en las lumbreras.
Si nos acostumbramos a creer en la necesidad de la guerra.
Si nos acostumbramos a creer que la enfermedad es inevitable.
Si nos acostumbramos  a creer que el hambre puede esperar.
Si nos acostumbramos a que nos digan que nos tenemos que acostumbrar, ellos  se acostumbrarán a que seamos esclavos.

Les gusta que olamos mal, que tiritemos de frío, que vistamos con harapos, y que muramos de hambre. Y por eso les votamos, les pagamos y adoramos.
Las "lumbreras" se resisten a que el viejo mundo tiene que morir. Y en el nuevo, no tienen cabida los que hacen pagar a otros, los caprichos de no entender a su propia naturaleza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.