lunes, 22 de mayo de 2017

CARGADAS DE BARRO

Capullo rosa en la noche,
por la mañana flor estrella,
que se cierra al tercer día,
y hacerse limón espera.

Limonero, parra y rosales.
Tejados, antenas, ventanas y chimeneas.
Bares, iglesia y los nidos.
En Mayo, claro de estelas.

Todo desde casa veo,
desde lo nuevo y lo viejo.
No es alegría ni tristeza.
Yo mi destino acepto.

Con la iglesia y el palacio,
Bien se puede construir
un triángulo equilátero,
con el ciprés desde aquí.

Aunque en realidad no es,
en la altura lo parece.
En mi mente trazo yo
un triángulo envolvente.

Por donde veo yo el mundo,
sin sentir que me rodean
los más viles pensamientos
que se aferran a la Tierra.

Con el alba el movimiento.
El trajín de las cigüeñas,
emperadoras de los cielos,
vienen cargadas de leña.

Y los demás pajaritos,
cada cual a sus tareas.
Que hay que renovar la vida
cada año en primavera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.