miércoles, 31 de mayo de 2017

CIEN AÑOS

Unos nacen mentirosos.
Otros obligados a mentir.
Lo que se aprende de niño,
dura todo su existir.

Cien años para una vida.
Un niño empieza a vivir,
lo menos que se merece,
es la verdad a seguir.

Pobres niños de este siglo,
que caminan entre abrojos,
entre avaricia y lujuria,
el engaño de los lobos.

Tristes adultos serán,
los niños hoy engañados.
Los que de nada carecen
y los que andan descalzos.

Unos ríen sin alegría,
otros lloran desesperados.
Los señores de la guerra,
en su infierno condenados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.