miércoles, 4 de febrero de 2009

¡ALARMAS SILENCIADAS!

Imagen tomada de blogs.lasprovincias.es/psicoblogia/tags/educacion


Los malos tratos son como el cáncer, si ignoramos su procedencia, poco podemos hacer.

Si las comparo con enfermedades, es simplemente por la angustia que la ignorancia produce. De la ignorancia la impotencia de no saber que hacer. Y de la impotencia, el impulso al tocar fondo. Se disparan todas las alarmas, y cuando esto ocurre, en medio de tanta oscuridad la luz de la esperanza que por encima de las tinieblas, en lo invisible está el elixir de la vida, porque el que busca halla en el equilibrio, la paz, el sosiego, en la nueva realidad que no puede ser peor que la vieja.

Entre los que maltratan y los mal tratados, el desequilibrio aumenta dentro de una coraza donde la obsesión es una bomba de relojería, que nunca se sabe el por qué de tal ruinoso estado.

Unos lo laman enfermedad mental, y lo será, otros estupidez, y lo será. Pero cuando la bomba explota, sobran los calificativos. Un infierno, oculto o no, ha sido creado por el temor disfrazado de un poder inexistente.

1 comentario:

  1. Me gusta el trabajo que realizas en tu blog , es interesante preocuparse por los demás.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.