martes, 13 de abril de 2010

TIÑENDO EL BLANCO

En edad temprana me agobió,
y aumentó el agobio con los años.
Eran los deberes demasiados.
Ausentes los haberes me limaban.
Hasta que llegó la forma de ignorar.
Comprendí la manera de buscar,
que no la de encontrar o poseer.
Y pasé de huir de los deberes,
a querer hacer antes de irme.

Sentir que mi sitio es
haciendo las estancias llevaderas.
Sentirme motivada sin motivo.
Buscador, guerrero y otros arquetipos.
Me recorren según las circunstancias,
con mayor o menor fuerza.
Todos están en diferentes potencias.
¿Potencias de mi ser profundo?
Aflora cada cual en su momento

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.