jueves, 24 de abril de 2014

DEMOCRACIA DISIMULADA

En 1975 había una duda en la sociedad española, habría democracia o habría conflicto.
Se hizo una constitución, que votamos con la esperanza de un cambio. Después nos saturaron con libretos donde leíamos los derechos que no se veían porque  según ellos lo impedía la consolidación de la de la democracia recién nacida.Así entramos en una democracia tan bien disimulada, que yo en mi ignorancia he dicho con indignación desde casi el principio que no soy demócrata.
Hace ya años que me parecía que nos gobernaba una plaga de langostas y ahí siguen.
He sabido qué era democracia cuando el 15M ha pedido democracia real ya, porque hay que ver lo bien disimulada que está.
Recuerdo  en mi juventud, mientras yo trabajaba, los hijos de los franquistas se enfrentaban a sus padres porque querían democracia. Éstos se metían en líos porque papá sacaría del lío, y de lo que hiciera falta. Los niños no eran mejores que los padres, solo eran más listos, querían perder la mojigatería, bueno, ¿querían perder un poco de incómoda hipocresía? ¡Pues no! Lo que querían era soltarse el pelo en la calle, porque en casa lo tenían suelto. Y papá tenía que pagar, tragar, y si podía disimular.
Más de tres décadas de falsa democracia, nos hablan de la marca España, los que se consideran patriotas porque España tiene muchos cuernos y bien retorcidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.