sábado, 19 de diciembre de 2015

SIN MAGIA Y SIN POLÍTICA

Queridos Reyes Magos:
Yo como voy ya para niña, que me va quedando menos, os escribo esta carta con la ilusión de que los que son ahora niños, y los que como yo van camino de serlo otra vez, no sea ninguno excluido de los derechos humanos.
Durante toda mi vida de adulta, se lo he pedido a los políticos, pero éstos ya lo veis, le pides salud y producen enfermedad, le pides educación y producen dependencia, le pides paz y hacen la guerra. Le pides libertad y te encierran. Pides igualdad de derechos, te llaman comunista, ponen a videntes a dar mítines en nombre de la madre de Jesús Cristo que pide basílicas para combatir el comunismo ¡Pobre Che!
¿Derechos humanos? Pues esclavitud sexual.
Esto es un poquito de lo que todos los días pido a las fuerzas del bien, para que acabe esta agonía que por empatía unos, y en sus propias carnes otros, no creo que haya nadie que escape al dolor de la estupidez creada.
Os pido trabajar bien, porque trabajar mal, no vale la pena.
Si traéis lo que los políticos, no pueden, no saben, o no quieren, es porque sois buenos reyes en éste 2016. que hasta aquí habéis estado dormidos fuera de este Planeta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.