sábado, 23 de julio de 2016

¿CUANTAS VIDAS?

Agolpe de uña hoy. REENCARNACIÓN de David Christie-Murray.
Páginas 144-145.- Leo lo siguiente: Guiseppe Costa, un hombre de aspecto físico corpulento y marcial, descubrió de niño que se agitaban recuerdos al ver una pequeña imagen Constantinopla y del Bósforo. Por su mente pasó una visión fugaz de barcos en lucha. Al cumplir los diez años, visitó Venecia que ya era para él una ciudad familiar. A la noche siguiente soñó, viéndose a sí mismo como un guerrero de treinta años de edad que estaba al mando de unos buques de aspecto medieval. En la galera principal había una persona que era honrada por todos, y con la que todos hablaban cordialmente.A ello siguió un viaje, un desembarco, una lucha, el asalto contra Constantinopla y la victoria. El sueño estaba conectado y se produjo cronológicamente, e impresionó tanto a Costa que lo consideró como el recuerdo de acontecimientos reales.
Durante su vida de adulto, se convirtió en soldado y fue estacionado en Vercelli, donde al encontrarse en la iglesia de Sant´Andrrea, tuvo la sensación de que ya había estado allí en otros tiempos, y de que había sufrido una gran humillación.
Más tarde, visitó el valle de Aosta y el castillo de Ussel, que conocía y asociaba con acontecimientos tristes. El castillo de Verres también "vibraba con emociones y pasión". Al visitarlo una noche, a solas, vio la aparición de una mujer a la que supo había amado.
Ella se dirigió a él llamándolo "Ibleto" y le dijo que leyera la historia de uno de sus antepasados terrenales, la de un tal "Ibleto", di Challant, constructor, en 1380, del castillo de Verres.
Ibleto, nacido en 1330 estuvo en la corte del conde Amadeo VI de Saboya, amó a la hermana de Amadeo, pero no pudo casarse con ella. Acompañó al conde , que partió de Venecia en compañía de 10.000 hombres, para apoderarse de Gallípoli y Constantinopla. Excomulgado por el Papa en 1377 porque había hecho prisionero al obispo Fieschi, se liberó mediante un acto de humillación en la iglesia de Sant-Andrea, y murió en 1409 en Verres. En una pintura existente, Ibleto se parecía tanto a Costa, que ambos podrían haber sido tomados por la misma persona. El periodo de interrupción había durado 470 años.

Estos testimonios para pensar, me hacen creer en la justicia más allá de una vida, y los caprichos del destino, sin considerar su autenticidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.