lunes, 4 de julio de 2016

SIN PESAR

Fiel compañera de mi eternidad, persistente, inseparable desde el principio de mis tiempos. en tu tristeza yo me abandono para que de aburrimiento ésta huya y nos deje ser felices en paz.
Te temí, te odié y te lloré, no conseguí alejarte. Descubrí que no te rindes, que nunca fallas, y que estás para algo.
Tú empujas mi fuerza, me obligas a crear, me haces incombustible, como tú misma.
¿Quien nombre de sol te da, soledad de mis pesares, que me tienes sin pesar?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.