lunes, 25 de julio de 2016

HACER POLÍTICA

Con la lengua se consiguen votos. Hacer política es conseguir el mayor equilibrio social, y que la gente sea  más feliz. Y aquí no es feliz ni el que da hostias, ni el que las recibe.
Los niños lo perciben. Y en esa confusión quedan archivados los recuerdos.
Cuando sea mayor lo arreglará todo, dando al que da ¿Como va a distinguir entre la confusión que ha crecido con sus ansias de justicia? Pues como hay que dar se da.
Lo que se veía venir al final de los ochenta, ya está. Y los que estaban ahí sin querer ver ni oír, lo quieren arreglar ahora con su experiencia.
Con su experiencia quieren tapar, que es lo que han estado haciendo durante años y años.
Atacar para defenderse " que el da primero, da dos veces".
Se corre la voz de que "el que no roba o no fornica es porque no puede".
Se dispara la violencia. Los negocios por encima de las personas. Señores y esclavos. Para eso se han inventado las máquinas y el paro.
Se esparcen los pecados capitales.
Está claro que a nuestros gobernantes no les interesa la justicia. Si los ricos son cada vez más ricos, y los pobres cada vez más pobres, es porque la justicia no interesa.
De ellos son las guerras donde morimos todos.
En lugar de consolidarse la democracia, se instaló el desmadre. Consumo sin control, sin respeto al Medio Ambiente, a la vida de todos y de todas.
Para este desmadre no hace falta experiencia, ya lo tenemos. Hace falta bondad y compasión, para empatizar con el espíritu, sin verdades aprendidas, o disfraces que confundan.
Hacer política es buscar el equilibrio, y el camino que llevamos es todo lo contrario, y más de lo mismo es ir a peor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.