miércoles, 20 de mayo de 2015

¿HASTA DONDE MANDO?

"En mi hambre mando yo" dijo el pobre al chantajista por querer comprar su voluntad. Pero no todos pueden decir lo mismo.
En las residencias de ancianos, pocos pueden decir no. Ahí si que manda quien manda, y a callar que chispea. Es la norma cuando hay elecciones, para después decir que los ciudadanos deciden libremente.
No solo la ley es deficiente, los medios son insuficientes, y la mala conciencia se empeña en imponer su voluntad.
 Esperemos que 2015 sea el año de los cambios que traiga la buena nueva a los oprimidos. Quizá algún día podamos decir que estamos en el buen camino. Hoy yo rezo por los que están peor, y por los que podemos  ir a peor si esto sigue de igual manera. Porque cuando no se puede hacer más, se reza y que Dios reparta suerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.