miércoles, 7 de junio de 2017

ANTE LOS OJOS DEL SOL

Cuando un escritor se va,
queda en su obra el alma.
En el arte su verdad
va volando en sus palabras.

En sus obras se refleja.
Si se ve o si no se ve.
Ante los ojos del sol
la gracia de cada ser.

Escritor o barrendero.
Ermitaña o bailarín.
Abogada o camarera,
cualquiera tiene su fin.

Y en medio de su destino,
cada ser con su poder,
se defiende a su manera.
su voluntad y saber.

Libertad y desapego.
Es la gracia de entender
que más allá del dolor,
el arte con su poder.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.