viernes, 14 de noviembre de 2014

ESPERANDO UN PODEMOS

Qué prisa se están dando en acabar con las pocas cosas buenas que quedan. Se están cargando los parques para echar cemento, Empecinados en buscar petróleo en Canarias, y así arañar los pocos euros que quedan, que solo les van a servir para morir antes y de peor manera, mientras cargan sus conciencias con los que mueren por esas causas.
Como el pueblo ya no traga, le quieren hacer pagar más caro el despertar, a ver si lo quedan todo tan imposible que al fin vuelva el rebaño a confiar en el lobo.
No contentos con esto, se nos han metido en las comunidades de vecinos para arruinarnos más si cabe.
He estado más de treinta años esperando un Podemos, y dándome cabezazos contra las instituciones, viendo medrar a bribones a costa de los demás.
Hasta este año he sido muy cuidadosa cuando votaba de que nadie supiera para quien votaba. De ahora en adelante no sé lo que voy a hacer, pero está claro que antes sí he dicho para quien no votaba, un partido. Ahora hay dos para los que no me importa decir que no voto.
Siempre he pensado que el partido mayoritario ha sido el de los que se quedan esperando algo mejor, y nunca se les ha tenido en cuenta, es más , se ha querido decir que son los que no tienen derecho a quejarse. Supongo que estas ideas pertenecen a un  pasado de desatinos. Y que nos dejen en paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.