lunes, 3 de noviembre de 2014

RISA MALVADA

El cateto baja la ventanilla para reírse.
Cree que puede ofenderme.
Tal vez quiere vengarse del muerto.
Y ni sabe que no puede.

Su conciencia y su venganza,
vengarán su hipocresía.
Que nadie queda a deber,
el dolor de sus mentiras.

En una tela de araña.
Clanes de la hipocresía.
No os cubren los disfraces,
las estafas de la vida.

Para poder ofender,
no hay que deberle a la vida.
Que se ofende el ignorante,
pero no ofende quien tima.

Andando caminos, caminos afuera,
veo huir de realidades,
mujeres presas en las mismas redes,
a llorar sus penas.

Vete con tus risas a pedir perdón,
por lo que te aflige.
Que te ve en el camino,
aquel que rendido humilló.

Y era su camino,
camino y sudor,
el que tú recorres.
No ofendas dolor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.