lunes, 3 de noviembre de 2014

HEREDEROS

Mienten más que en mi pueblo en los años de la dictadura, donde todos éramos contrabandistas. Por obligación, por devoción y porque sí.
Porque desde un carrete de hilo, a un vil engaño a gente que buscaba trabajo en el interior de España, Francia, Alemania etc. Todo era contrabando.
Los malos estaban en el aparato del Estado, que todos sabemos ahora como fue, porque los que lo vimos no nos lo creíamos,porque nacimos y crecimos en las mayores mentiras peores que las del contrabando.Aquel sistema se transfirió, para degenerar en más de lo mismo.
Esto ni yo me lo esperaba, que durante años asistí a mítines del P.P. y del P.S.O.E. Para no vota a nadie.
Fueron los años de no arrepentirme de mi decisión con las urnas.
Al fin, creyendo que había que echar a unos, fui a votar otra vez al P.S.O.E. en 2004, y no por lo del once M. Pronto pensé que no había forma de quitar la peste, y volví a cometer el error de volver a votar P.S.O.E.. Pronto me arrepentí, (aunque no tanto).
Para mi desgracia en las siguientes elecciones voté a un partido que a pesar de sus cientos de miles de votos no obtuvo representación  parlamentaria, y mi voto parece ser que se fue al partido que jamás he votado.
Por si los claustros no guardaran ya bastante choriceo de votos.
Nosotros los que nacimos en el contrabando de aceite, y no solo era contrabando el trasiego entre España y Portugal. Era también comprar aceite del norte de Cáceres. Éramos contrabandistas los niños que aprendíamos a segar de sol a sol, a la vez que crecíamos, para que el poco trigo que tanto dolor costaba , fuera para la casta, que destruye familias, personas y a esa España que consideran suya.
Las sectas son como plagas de langostas, las plagas de langostas son como sectas. Lo destruyen todo, y amenazan con quedarse.
A PODEMOS LA PUÑALADA TRAPERA LE VIENE POR LA "IZQUIERDA". PARA QUE TODO SIGA IGUAL.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.